papa 2El papa Francisco exhortó el sábado a acabar con el aislamiento y el estigma que sufren las personas que viven con el trastorno de espectro autista y sus familiares, durante una reunión que pretende crear mayor consciencia sobre la condición.

El papa se reunió el sábado con niños autistas y sus padres, e hizo un llamado a Gobiernos e instituciones para que atiendan sus necesidades de ayuda rompiendo “el aislamiento y, en muchos casos también el estigma” relacionado con el autismo.

El papa circuló en el auditorio, abrazando a niños y adolescentes que presentan el trastorno. Algunos de ellos parecían evitar la mirada del papa, y un adolescente al que el papa Francisco había saludado siguió al pontífice y le dio otro abrazo por la espalda.