rodriguezLa directora de Gestión y Desarrollo Empresarial de Banca Solidaria, Liliana Rodríguez Álvarez, dijo hoy que la cifra de préstamos que se han hecho a las microempresas asciende a 5,600 millones de pesos en los dos años que tiene esa entidad funcionando para apoyar a los pequeños empresarios.

Rodríguez expresó que las personas de escaso recurso son buena paga y que solo necesitan oportunidades, considerando que los préstamos son necesidades que pueden permitirle a las personas emprender un negocio, formal o informal, que les permita superarse.

Informó que el préstamo promedio que realizan es de 44 mil pesos, con los que se han beneficiado a 120,000 pequeñas empresas, que son los que necesitan más soporte, pero que van desde 5 mil hasta 500 mil pesos para capital, herramientas o maquinarias.

“Las microempresas pueden comenzar a funcionar con préstamos de 15 mil pesos o desarrollarlo, y contar con hasta cuatro empleados”, indicó Rodríguez.

Señaló que aquellos ciudadanos que no quieren emplearse o no encuentran un trabajo formal, pueden optar por iniciar su propio negocio, por lo que Banca Solidaría los apoya democratizando el crédito y facilitando sus solicitudes.

La entidad posee 66 sucursales a nivel nacional para que los interesados tengan una oficina cerca para dirigirse, además de dirigirse a las comunidades, a través de asociaciones, líderes comunitarios y directamente con las personas, visitando solamente las sucursales para firmar los documentos de préstamos, tomándose un tiempo de siete a diez días laborables, sin necesidad de garantías, sin gastos legales y sin cobro de comisión.

Dijo que Banca Solidaria ofrece charlas a los interesados sin importar el lugar, sea cerrado o abierto, llevando hasta el momento más de 40 mil personas asistentes a esas reuniones con oficiales de crédito capacitados y entrenados por tres meses por oficiales con experiencia.

Apuntó que los préstamos son otorgados a coqueros, paleteros, salones de belleza, y todo tipo de negocios, o que tienen algún familiar o conocido que tenga dicha microempresa y deseen ayudar a expandirla.

“Los prestatarios no están obligados a formalizarse, ya que entendemos que es un proceso natural, que vendrá con el desarrollo del negocio”, expresó la directora de la gestión.

El objetivo del programa que dirige, según Rodríguez, es otorgar financiamiento a las microempresas y contribuir con la empleomanía, ya que con eso garantizan el funcionamiento de los negocios y han protegido 200 mil empleos, creando en ellos 32 mil, fortaleciendo los negocios con los microcréditos, a una tasa de 1% mensual, llevando a 2.4 empleos por negocio.

En su comparecencia en el programa Telematutino 11, Liliana Rodríguez Álvarez expresó que están llevando educación financiera a los negociantes para que surtan la empresa de productos que venden en más cantidad y generando en ellos la cultura del ahorro para suplir sus necesidades y cubrir los problemas que se les presenten.