mutilanSantiago. El caso de abuso policial que a diario vive la población, lo sufrió en carne propia una jueza de tránsito y su hijo que fue atropellado y mutilado por una patrulla, que también impidió que le prestaran ayuda.Alan Fermín Sheperd Hernández, de 17 años, un novato a punto de ser firmado por una organización de Grandes Ligas, perdió la pierna derecha al ser impactado por el vehículo de la Policía.

“Cuando vi como quedó mi hijo, no sé de dónde me salieron las fuerzas, pero tomé en mis manos la pierna que perdió, pero cuando llegamos a la clínica ya era tarde”, narró a elCaribe Denisse Hernández de la Nuez, quien labora como jueza de tránsito en Puerto Plata. En la mañana de ayer la magistrada acudió al Palacio de Justicia para pedir que se emita una orden de arresto contra los cuatro agentes que intentaron dejar que su hijo muriera en la calle desangrado, argumentando que se trataba de un delincuente.

Su hijo cumplía año

Hernández de la Nuez recordó que el pasado jueves salió a celebrar el cumpleaños de su hijo y que cuando intentaban atravesar la avenida Bartolomé Colón, el conductor de la patrulla, presuntamente un sargento, lo atropelló.
Cuando pidió a los que transitaban por la zona que le prestaran ayuda, los agentes se desmontaron y lo impidieron encañonándola con sus armas y advirtiendo que se trataba de un delincuente. “Después que pasó un largo tiempo un chofer de la Ruta E, se detuvo y me dijo, que no podía dejar a una madre sola”.

Hernández de la Nuez, lamentó el tiempo que tuvo que perder, lo que impidió que los médicos salvaran la pierna de su vástago. Se quejó de que cuando acudió a la dirección Cibao Central a presentar la denuncia, lo primero que hicieron los agentes fue recriminarle y decirle que hiciera lo que ella deseara y quisieron calificar el hecho como un simple accidente de tránsito.

Dicta tres meses contra el chofer de la patrulla

La jueza de Tránsito Alicia Mabel Bencosme dispuso tres meses de prisión como medida de coerción contra el sargento Junior Antonio Zapata, quien conducía la patrulla que atropelló y mutiló una pierna al hijo de la magistrada Hernández de la Nuez. La medida de coerción se conoció en la tarde de ayer y los demás agentes de la patrulla quedaron en libertad.