pobre 2Naciones Unidas. A pesar de un importante crecimiento, la mayoría de los 48 países más pobres del mundo, entre ellos Haití, continuará sin alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), subrayó un informe de Naciones Unidas publicado este jueves en Ginebra.

Únicamente Laos parece estar en el buen camino para alcanzar la totalidad de los siete puntos de los ’Objetivos del Milenio’ y otros cuatro países -Etiopía, Malaui, Ruanda y Uganda- deberían cumplir con la mayoría, según el informe anual de la Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (CNUCYD).

Los ODM, definidos en 2000 por Naciones Unidas, buscan reducir a la mitad la extrema pobreza y el hambre en el mundo antes de finales de 2015.

“Entre 2002 y 2008, el crecimiento de los PMA (Países Menos Adelantados) fue superior al objetivo del 7% adoptado por la comunidad internacional. E incluso, tras la crisis financiera de 2008, estos países experimentaron un crecimiento más rápido que otros países en desarrollo, con una tasa media del 5,7% por año”, declaró a la prensa Mukhisa Kituyi, director general de la CNUCYD.

Disparidades

Sin embargo, Kituyi ha lamentado que estos países no consigan paradójicamente reducir considerablemente su tasa de pobreza.

“En el marco de los ODM, la pobreza en el mundo se redujo a la mitad gracias a los rápidos progresos realizados en los países en desarrollo más avanzados” y no gracias a los PMA.

En estos últimos, la pobreza extrema (ingresos inferiores a 1,25 dólares por día) disminuyó de media desde el 65% en 1990 hasta el 45% en 2010, pero esta cifra refleja numerosas disparidades. Los PMA asiáticos avanzaron así más rápidamente en este punto (del 65% al 35%) que los países africanos y Haití (del 65% al 51%), lo que les permite en conjunto alcanzar el objetivo de reducción a la mitad de la pobreza, según el informe.

El documento avanza tres ejes de desarrollo para los PMA: favorecer las inversiones, poner en marcha una política industrial más ambiciosa para incrementar la productividad de determinados sectores como la agricultura y utilizar incentivos macroeconómicos para aumentar la demanda interna.

Chile, como ejemplo

Al favorecer la redistribución de empleos verdes en actividades más productivas, como la industria manufacturera y los servicios de alto valor añadido, los PMA se acercarán a los ’Objetivos del Milenio’, según el informe.

Esto no significa un abandono de la agricultura, un pilar central del PIB de los PMA, sino priorizar la especialización, precisó Taffere Tesfachew, responsable del programa de Naciones Unidas para los PMA. “Pueden tomar el ejemplo de Chile que, desde hace años, se especializó en la producción vitícola. Esta se convirtió en una actividad más moderna con un mayor valor añadido”, afirmó.

La lista de los PMA se revisa cada tres años. Actualmente, solo lograron salir cuatro países de esta lista: Botsuana, en 1994; Cabo Verde, en 2007; las Maldivas, en 2011; y Samoa, en 2013.

Para su confección, se tienen en cuenta tres criterios principales: los ingresos por habitantes, con un umbral de 1.190 dólares para abandonar la lista; el capital humano, basado en varios criterios (nutrición, salud, escolarización y alfabetización); y, finalmente, el criterio de vulnerabilidad económica, que toma en cuenta las catástrofes naturales o la inestabilidad económica internacional.