complicaBrasil. Recién reelecta, la presidenta de Brasil Dilma Rousseff enfrenta un difícil inicio de mandato debido al escándalo de corrupción en la estatal Petrobras, considerado el mayor en la historia de Brasil, debido a las astronómicas cifras desviadas.

“Es el mayor caso de corrupción de la historia del país, con consecuencias políticas y económicas todavía imprevisibles”, señala Gil Castello Branco, responsable de la ONG Contas Abertas, que vigila el gasto público.

El escándalo recién destapado en Petrobras, la mayor empresa de Brasil, involucraría desvíos de cerca de 4,000 millones de dólares en una década.

Según admitieron acusados, empresas constructoras formaron un cartel para rotarse contratos con la estatal, pagaban un sobreprecio a cambio de adjudicarse las obras.