bandaLas autoridades españolas desarticularon dos “capítulos” de las bandas latinas Trinitarios y Dominican Don’t Play (DDP), con un total de 35 detenidos en la región de Madrid, informó hoy la delegada del Gobierno en esta comunidad, Cristina Cifuentes.

Los Trinitarios estaban asentados en una localidad al norte de Madrid y los DDP en el distrito madrileño de Villaverde, en la capital.

La operación más reciente se llevo a cabo en Collado Villalba, donde se desarticuló el subgrupo o “capítulo” de Trinitarios asentado en esta localidad con la detención de veinticuatro jóvenes, dos de ellos menores de edad.

Se les acusa de asociación ilícita, integración en grupo criminal, lesiones, un delito contra la salud pública y usurpación de bien inmueble porque ocupaban dos edificios.

Siete de los veinticuatro detenidos han ingresado en prisión.

Entre estos arrestados, que son de nacionalidad dominicana, ecuatoriana, colombiana y española, está el jefe o “suprema” del grupo, de veintiocho años y con varios antecedentes policiales.

El grupo había ocupado ilegalmente dos edificios en los que algunos miembros vivían y en los que celebraban sus reuniones.

En una de las casas cultivaban marihuana que les servía para financiar sus actividades y también para captar a menores para el grupo.

La segunda operación sobre la que se informó hoy se llevó a cabo en octubre pasado y en ella fueron arrestadas once personas, cinco de ellas menores, del “capítulo” de los DDP del distrito madrileño de Villaverde.

A estos jóvenes, cuyo cabecilla también fue arrestado, se les imputan los delitos de tenencia ilícita de armas, amenazas, coacciones, lesiones y receptación, y se investiga si son autores de un homicidio en grado de tentativa por herir de gravedad a otro joven.