paqueaoManny Pacquiao, único boxeador en la historia en conquistar ocho coronas mundiales en otras tantas divisiones, tendrá -esta noche- que quitar del medio a un nuevo obstáculo en su maravillosa carrera. Chris Algieri, de Estados Unidos, campeón welter junior de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), es la “piedra” que Pacquiao tiene que quitar de su camino, pero es amplio favorito.

El peleador filipino pone en juego su corona del peso welter (147 libras) que también tiene el aval de la OMB y que obtuvo cuando derrotó al estadounidense Timothy Bradley.

Algieri, invicto en 20 peleas profesionales -ha noqueado a ocho rivales- tiene la esperanza, según lo declaró previo a ir al pesaje, de echar por el piso todos los vaticinios en su contra.

La riña Pacquiao-Algieri tendrá como escenario el moderno hotel Venetien de la ciudad de Macao, China.

Pacquiao visitará ese cuadrilátero por segunda vez, ya que el 23 de noviembre del pasado año hizo una pelea -exitosa para él- con el estadounidense-mexicano Brandon Ríos. Pacquiao ganó fácil la pelea en 12 asaltos, en lo que se puede considerar como un relanzamiento de su gran carrera como profesional.

Pacquiao, con una foja de 56-5-2, (38 victorias por la vía del nocaut), según los últimos reportes de prensa, ha dicho que no menosprecia a su rival.