Combates-YemenDUBAI. El poderoso movimiento Houthi se enfrentó este lunes con el Ejército de Yemen cerca del palacio presidencial de la capital del país y rodeó la residencia del primer ministro, generando acusaciones de estar planificando un golpe de Estado.

Varias explosiones se escucharon en Saná en medio de los más intensos enfrentamientos desde que el movimiento chií Houthi se apoderó de la capital en septiembre.

Los houthis tomaron una agencia de noticias y una estación de televisión, dijo un ministro de Gobierno.

Fuentes gubernamentales dijeron que nueve personas habían muerto y más de 90 resultaron heridos a raíz de los enfrentamientos. La cifra final de víctimas seguramente aumentará.

Las batallas callejeras marcan un nuevo escenario de inestabilidad en Yemen, un país afectado por divisiones tribales, grupos separatistas en el sur y la amenaza de un ala regional de Al Queda, que se adjudicó el ataque mortal del 7 de enero en París contra las oficinas de un semanario conocido por ridiculizar al Islam.

La ministra de Información, Nadia al-Saqqaf, una crítica de los houthis, dijo más temprano a Reuters que el palacio presidencial estaba bajo un “ataque directo”, lo que significaba un intento de golpe de Estado.

“Si se ataca el palacio presidencial (…) Por supuesto que es un intento de golpe de Estado”, dijo.

Se cree que el presidente Abd-Rabbu Mansour Hadi estaba en su residencia, en otra zona de la ciudad, cuando se iniciaron los ataques.

Los intensos tiroteos y explosiones sacudieron el distrito de Hadda, al sur de Saná, un barrio donde se congregan varias sedes diplomáticas.

Un testigo de Reuters vio hombres armados en la calle Al-khamseen, hogar de algunos funcionarios de seguridad de alto rango del Gobierno, entre ellos el ministro de Defensa.