Nicolás Mateo IEl ingeniero Nicolás Mateo, aspirante  a diputado del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) por la Circunscripción 3 del Distrito Nacional, dijo que incursión de personas con fortunas de origen dudosos en la política  obliga a los dirigentes  que se formaron bajo la sombra y las enseñanzas  del profesor Juan Bosch a procurar espacios en los estamentos del Estado, como única forma de evitar que gente sin vocación de servicio, sin formación humana y sin compromiso social accedan a puestos con la intención de seguir acumulando poder económico.

Mateo, quien es miembro del Comité Central del PLD argumentó que muchas personas que han acumulado dinero en el Estado y en el sector privado sin que puedan explicar claro el origen  de su fortuna,  buscan obtener posiciones en el congreso o los ayuntamientos para conseguir la prestancia social que no tienen, para de esa forma seguir aumentando su riqueza a como dé lugar, lo que constituye un peligro para los partidos, para el país y para la democracia.

El  aspirante a diputado ofreció sus declaraciones a encabezar una caravana sin precedentes en un aspirante al Congreso Nacional, en la que participaron cientos de militantes y dirigentes del PLL y decenas de vehículos, que recorrió los principales barrios y sectores de la Circunscripción 3 del Distrito Nacional.

“Bendecido por la Virgen de la Altagracia iniciamos la marcha indetenible hacia el Congreso Nacional, convencido que el momento requiere que dirigentes políticos de probada Honestidad,  preparados, con formación humana y política  y más que nada con vocación de servicio ocupen los espacios de poder, como única  forma de evitar que aventureros, pobres de solemnidad aunque con mucho dinero, se inserten en los estamentos del Estado a seguir acumulando fortuna”, enfatizó.

Nicolás MateoEl también comunicador social dijo que en su partido hay una ansiedad de renovación, “la gente quiere cara nueva, pero no por nueva, sino por buena, y nosotros encarnamos una nueva generación comprometida con las mejores causas del país”.

La caravana que encabezó Nicolás Mateo estuvo matizada por los colores carnavalescos de la época,  partió de la avenida del puerto y recorrió los sectores Guachupita, Los Guandules, Gualey, Ensanche Espaillat, Luperón, Simón Bolivar, Capotillo, Villas Agrícolas, Villa Juana, Villa Consuelo y Villa María.