Foto 1 - Capitán Héctor Martínez, Marielle Lamboglia y magistrada Belkys Ulloa Uceta.La directora ejecutiva en República Dominicana de Business Alliance for Secure Commerce (BASC), informó que esa entidad certificadora internacional formó en auditoría interna a 15 miembros el Cuerpo Especializado de Seguridad Portuaria (CESEP), dotándolos de herramientas técnicas que les permitirán lograr mayores controles de los contrabandos de mercancías, sustancias ilegales y otras acciones delincuenciales que afectan los puertos nacionales.

Marielle Lamboglia, ofreció la información al participar en el entrenamiento sobre investigación penal, organizado en colaboración entre BASC y el CESEP, el cual impartido en una duración de 8 horas a miembros del organismo de vigilancia, por la magistrada Belkys Ulloa Uceta, fiscal del Ministerio Público.

La directora ejecutiva BASC en el país, explicó que este ciclo de formación incluyó 4 capacitaciones con un total de 48 horas, en donde los participantes aprobaron  diferentes prácticas y pruebas para poder obtener su certificado de acreditación.

Por su parte, la expositora del entrenamiento, la magistrada Ulloa Uceta, manifestó que el objetivo de la investigación penal es fundamental para poder procesar a los autores de hechos ilícitos, y en el comercio son muy frecuentes.

Basc es una organización internacional que surge hace 19 años, liderada por el sector empresarial con la misión de generar una cultura de seguridad a través de la cadena de suministro, mediante la implementación de sistemas de gestión e instrumentos aplicables al comercio internacional y sectores relacionados. En la República Dominicana, BASC tiene 11 años como líder en certificaciones de seguridad de la cadena logística de comercio internacional.

Está constituida conforme con las leyes Dominicanas y está avalada y certificada por la Organización Mundial BASC (OMB).

Basc Dominicana se creó en octubre del 2003, con el apoyo de 52 miembros y asociaciones fundadoras. Desde su inicio BASC ha venido trabajando en el fortalecimiento de los procesos de control y seguridad que realizan los actores de la cadena de distribución física internacional, logrando posicionarse como una herramienta gerencial de primer orden, para el desarrollo de las actividades de comercio internacional.