Andrés Navarro, protesta por agresión a consulado dominicano en Puerto Príncipe, Haití.El Gobierno dominicano llamó a consulta a su embajador en Puerto Príncipe, Haití Rubén Silié, y protestó  la noche de este miércoles por la agresión de que objeto ayer la sede del consulado dominicano en Haití por parte de manifestantes que realizaron una marcha en protesta contra un presunto racismo dominicano.

El canciller dominicano, Andrés Navarro, en una rueda de prensa que fue convocada con carácter de urgencia declaró que el país no puede aceptar bajo ninguna circunstancia las agresiones de que fue objeto la sede consular.

Denunció que un grupo de personas entró al interior de la propiedad y trató de tomar del asta la bandera dominicana con la intensión de mutilarla y quemarla, dijo, además que la turba lanzó piedras contra la instalaciones del consulado dominicano causando daños a la infraestructura.

Dejó claro que la agresión no fue un acto dirigido por el gobierno haitiano, pero le reclamó a las autoridades del vecino país “que de una muestra clara responsable para detener los hechos violentos contra los intereses dominicanos en esa nación”.

Fue enfático al decir que el gobierno dominicano ha sido prudente y paciente ante este tipo de violencia.

Sin embargo, advirtió a las autoridades haitianas que la paciencia tiene un límite “y nosotros hemos dado muestra ante el mundo de que hemos hecho el más grande de los esfuerzos para mantener una relación productiva, sana, de respeto con el gobierno haitiano”.

Andrés Navarro reiteró que el Gobierno dominicano llamó a consulta al embajador dominicano en Puerro Príncipe, Ruben Silié, y envió una nota diplomática de protesta por los hechos violentos de ayer.

Aseguró que República Dominicana ha estado sometida a una campaña internacional acusándola de racismo, contrario a la solidaridad mostrado por el gobierno y el pueblo dominicano hacia Haití.

Acusó a las autoridades haitianas de no proveer a sus nacionales residentes en el país de los documentos necesarios para poder acogerse al plan de regulación de extranjeros, tras recordar que República Dominicana ha invertido Mil 200 millones de pesos en el mismo.