Avión se sale de la pista en el Aeropuerto LaGuardia de Nueva York.NUEVA YORK. Un avión de Delta Airlines que aterrizaba este jueves en el Aeropuerto La Guardia durante una tormenta de nieve patinó hasta salirse de la pista y se detuvo tras estrellarse contra una cerca de malla a sólo unos metros de una bahía helada.

Seis personas resultaron heridas en el accidente al mediodía, que las autoridades dijeron ocurrió minutos después que la nieve fuera retirada de la pista. Fue un recordatorio casi trágico de lo que los pilotos saben desde hace tiempo sobre La Guardia: sus pistas relativamente cortas y su ubicación frente al agua dejan poco margen de maniobra en caso de un error, especialmente en días con malas condiciones meteorológicas.

El pasajero Malcolm Duckett, un ejecutivo de mercadotecnia de Georgia que estaba sentado cerca del ala izquierda, dijo que el aterrizaje estuvo “de miedo” y que se sentía agradecido de que la nave no hubiera acabado en la Bahía Flushing. Indicó que se les dijo a los pasajeros que tenían que salir por el ala derecha debido a que una de las puertas estaba demasiado cerca del agua.

“Aterrizamos en forma bastante fuerte. Yo podía ver el daño en el ala. Estaba desgarrada”, afirmó Duckett.

Otro pasajero, Charles Runel, dijo que el aterrizaje “se sintió como un auto que se colea. Pero en un auto mucho más grande”.

Al momento del aterrizaje nevaba y soplaba un viento del noreste a 14,4 kilómetros por hora (9 millas por hora), con visibilidad de 400 metros (un cuarto de milla), indicó el Servicio Nacional de Meteorología.

La Guardia es uno de los aeropuertos más congestionados de Estados Unidos y también es uno de los más difíciles para aterrizar: su cercanía con otros tres aeropuertos con mucho tráfico hace que los pilotos tengan que hacer giros muy apretados para alinearse con las pistas mientras verifican sus listas de procedimientos de aterrizaje.

Las pistas de La Guardia son “razonablemente cortas” pero son seguras, dijo John M. Cox, ex piloto de US Airways y director general de la empresa de consultoría en seguridad Safety Operating Systems.

En aeropuertos con pistas más largas, los pilotos planean a unos pocos metros por encima del asfalto y tocan tierra suavemente. En La Guardia, dijo Cox, “pones las ruedas en la pista y frenas”.

Entre los pasajeros estaba el tight end Larry Donnel de los Giants de Nueva York, que dijo sentirse bendecido de estar a salvo.

“Todos nos sentimos impresionados y muy preocupados cuando el avión comenzó a patinar, pero lo más importante es que todos los pasajeros y la tripulación pudieron salir del avión a salvo”, dijo en un correo electrónico.

La Junta Nacional de Seguridad en el Transporte indicó que ha enviado a un investigador para que recabe los datos de vuelo del avión y las grabaciones de voz de la cabina, así como para registrar los daños que sufrió la nave.