Holder no descarta desmantelar el Departamento de Policía de Ferguson EEUU.WASHINGTON. El fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, aseguró este viernes que el Departamento de Justicia utilizará toda su autoridad para reformar el Departamento de Policía de Ferguson (Misuri), donde el año pasado un agente blanco mató a un joven negro desarmado, y no descartó desmantelarlo por completo.

“Estamos preparados para utilizar todo el poder que tenemos para asegurar que la situación cambia allí”, dijo el fiscal general después de divulgarse esta semana un informe, elaborado tras el incidente, que acusa de discriminación racial a la Policía de Ferguson.

Holder señaló que las opciones son amplias y van “desde trabajar con ellos a formar una estructura completamente nueva”, afirmó el fiscal general, que acompañó al presidente de EE.UU., Barack Obama, a Carolina del Sur, donde el mandatario habló sobre el caso.

Preguntado por la prensa sobre si esas opciones incluyen desmantelar el Departamento de Policía, Holder aseguró que, “si eso es necesario, estamos preparados para hacerlo”.

El Departamento de Justicia presentó el pasado miércoles un informe sobre la actuación general de la Policía de Ferguson a la que se acusa de violar sistemáticamente los derechos civiles de la población negra, con detenciones sin motivo aparente y el uso excesivo de la fuerza sobre todo contra la comunidad afroamericana.

Holder señaló la “conmoción” que le causaron los datos del informe, que reveló que en los últimos dos años los ciudadanos negros de esa localidad, que suponen el 67 % de la población, fueron objeto del 85 % de las detenciones de tráfico, el 93 % de los arrestos y el 88 % de los casos en los que la Policía empleó la fuerza.

“Esto no es algo que vamos a tolerar”, insistió Holder, que recordó que en el país hay 18.000 Departamentos de Policía y cree que lo ocurrido en Ferguson “es una anomalía”.

El policía blanco Darren Wilson mató al afroamericano Michael Brown, de 18 años, en agosto pasado en Ferguson en circunstancias poco claras, lo que provocó graves disturbios raciales.

El pasado 24 de noviembre, un gran jurado decidió no imputar al agente.

Wilson sostiene que Brown lo agredió e intentó apoderarse de su arma, versión que contradice el relato de algunos testigos, entre ellos un amigo que acompañaba a la víctima.

Según esos testigos, el agente efectuó varios disparos contra el joven cuando este iba desarmado y con los brazos en alto, en actitud de sometimiento.