martillo de la justiciaMADRID. Un juez en España negó este domingo la libertad bajo fianza a siete presuntos miembros de una célula yihadista que incitaba la comisión de atentados terroristas en el país y reclutaba combatientes para el grupo Estado Islámico en Irak y Siria.

El juez Javier Gómez Bermúdez, de la Audiencia Nacional, interrogó durante la mayor parte de la jornada a los ocho sospechosos arrestados el viernes; dejó en libertad a uno y decretó la prisión para los otros siete.

Gómez Bermúdez deberá decidir si continúa la investigación o fija la fecha para el inicio del juicio de los detenidos, que tienen nacionalidad española y cinco son de origen marroquí.

La policía emprendió desde junio de 2014 las investigaciones sobre la célula yihadista y reunió pruebas de que la conformaban cuando menos 10 miembros, dijo el juez.

Gómez Bermúdez señaló que el presunto líder de la célula —cuyo nombre fue mantenido en reserva— tenía un sitio de internet en el que incitaba el terrorismo yihadista y poseía un video intitulado “Entrenamiento del Estado Islámico en España” al momento de su arresto.

La policía efectuó las detenciones en las provincias nordestinas de Barcelona y Girona y en los municipios de Avila y Ciudad Real, en el centro del país.

Los detenidos supuestamente participaban en una intensa campaña de propaganda a favor de la yihad en la comunidad inmigrante en España, en particular entre la de origen marroquí.

España ha detenido a decenas de presuntos milicianos y reclutadores en los últimos años.

La mayoría de las detenciones se han efectuado en Ceuta y Melilla, dos enclaves españoles en el norte de Africa a los que rodea Marruecos, al sur, y el mar Mediterráneo, al norte.

El martes, un juez encarceló a una mujer acusada de pertenecer al grupo Estado Islámico en tanto que la policía anunció haber neutralizado una célula yihadista con el arresto de dos personas en Ceuta que supuestamente integraban un grupo que pretendía la comisión de atentados.