74 policías heridos en protesta Seúl por gestión del naufragio ferri Sewol.SEÚL. Cerca de 80 policías surcoreanos resultaron heridos, entre ellos tres de gravedad, durante una protesta masiva celebrada este sábado en Seúl contra el Gobierno por su gestión del naufragio del ferri Sewol, informaron las autoridades nacionales.

La manifestación, que tuvo lugar dos días después del primer aniversario de la mayor tragedia en décadas en Corea del Sur, terminó el sábado por la noche con graves enfrentamientos entre las autoridades y los manifestantes a las puertas de la Casa Azul, la oficina y residencia de la presidenta surcoreana Park Geun-hye.

Además de los 74 policías heridos, 72 vehículos policiales resultaron dañados, mientras que 386 aparatos empleados por las autoridades como cámaras o walkie-talkies fueron destrozados o robados, informó hoy un portavoz de la Policía Metropolitana de Seúl en una rueda de prensa.

Nueve manifestantes resultaron heridos durante los incidentes y trasladados a hospitales locales, mientras que la policía detuvo a un centenar de “activistas violentos”, dijo la misma fuente en declaraciones recogidas por la agencia local Yonhap.

En la marcha participaron unas 8.000 personas, según los organizadores, una plataforma de organizaciones cívicas y familiares de las víctimas del Sewol, mientras que las autoridades surcoreanas cifraron la asistencia en 3.000 personas.

Los manifestantes iniciaron la marcha en la simbólica plaza de Gwanghwamun, donde desde hace meses se hallan concentrados familiares de víctimas para pedir justicia, y trataron de acercarse hasta la Casa Azul.

Unos 13.000 policías y centenares de vehículos fueron desplegados para bloquear el avance de los manifestantes, para lo cual emplearon cañones de agua y gas lacrimógeno.

“Encontraremos a quienes organizaron la manifestación violenta y actuaron de forma delictiva para que sean castigados por la ley”, afirmó el portavoz policial.

La protesta ha tenido lugar mientras la presidenta surcoreana se encuentra de gira en América Latina, un viaje que ha generado indignación entre los familiares de las víctimas del Sewol al producirse sólo dos días después del primer aniversario de la catástrofe que causó una profunda conmoción el país.

Park y su Gobierno recibieron duras críticas por la gestión del accidente marítimo que dejó 304 muertos el 16 de abril del año pasado, la mayoría de ellos adolescentes de un instituto de bachillerato de Ansan (al Sur de Seúl).

Durante su discurso en un acto en recuerdo a las víctimas celebrado el jueves, Park prometió reflotar el barco cuanto antes y hallar los nueve cuerpos todavía desaparecidos, lo que no fue suficiente para unas familias que acusan al Gobierno de incumplir sus promesas y obstaculizar la investigación sobre el suceso.

La presidenta surcoreana partió ese mismo día de Seúl rumbo a Bogotá, la primera escala de una gira latinoamericana de 12 días en la que se reunirá con los jefes de Estado de Colombia Perú, Chile y Brasil.