EGIPTOEL-ARISH, Egipto. El menos 12 personas, en su mayoría policías egipcios, murieron este domingo cuando milicianos atacaron una estación de la Policía en la capital provincial del Sinaí del Norte y detonaron una bomba al paso de un vehículo blindado, informaron las autoridades.

El norte del Sinaí ha sido escenario de varios ataques complejos y exitosos contra fuerzas de seguridad egipcias, que se ha atribuido la filial local del grupo Estado Islámico.

En el mayor de los ataques de la jornada, un agresor suicida detonó los explosivos de su vehículo a la entrada de una estación policial en El Arish, la capital provincial del Sinaí del Norte, con saldo de por lo menos seis personas muertas, de las cuales cinco eran policías y varios civiles heridos, dijo el Ministerio del Interior.

La explosión dejó un cráter profundo en la zona residencial y dañó varias viviendas cercanas. Las autoridades dijeron que las cuadrillas de rescate buscaban sobrevivientes entre los escombros y que esperaban que aumente la cifra de muertos.

La explosión fue el segundo ataque el domingo contra fuerzas del gobierno en el Sinaí. Horas antes, seis soldados, entre ellos un oficial, perecieron cuando la explosión de una bomba en la vía destrozó el vehículo blindado en que viajaban al sur de El Arish. En tercer ataque, los extremistas chocaron con soldados en un punto de control en Rafah, al sur El Arish, con un saldo de un policía y dos soldados heridos.

Para la Iglesia Ortodoxa en Egipto fue Domingo de Resurrección y la Policía estaba en alerta.

Los ataques ocurrieron en momentos que el ministro de Defensa egipcio realiza cambios en la dirección de las fuerzas armadas con el reemplazo del jefe de la división del ejército responsable de asegurar el Sinaí del Norte.