Campo de refugiado kenianoNAIROBI, Kenia. El gobierno keniano dio un plazo de tres meses a la Alta Comisión de Refugiados de Naciones para el cierre de un campo de refugiados y el envío de regreso a Somalia a las 400.000 mil personas que lo ocupan, indicó el vicepresidente de Kenia, William Ruto.

El gobierno señaló que el campo de refugiados Dadaab en el este de Kenia se ha convertido en centro de reclutamiento del grupo extremista Al Shabab, cuyos combatientes mataron a 148 personas la semana pasada en la Universidad de Garissa.

Ruto dijo el sábado, durante una manifestación, que Kenia deberá ser asegurada a cualquier precio.

El presidente Uhuru Kenyatta prometió una fuerte respuesta a los atentados de la semana pasada en la universidad. Aviones de combate kenianos atacaron presuntas posiciones de militantes en Somalia, y el gobierno señaló el miércoles que congelaría cuentas bancarias de organizaciones e individuos sospechosos de financiar a extremistas islámicos.