Gonzalo Castillo

Cuando el presidente Danilo Medina arribe al final de su mandato de cuatro  años al frente de la administración pública, el país dispondrá de una red vial insuperable frente al resto del conglomerado de países de la región, una condición que habrá de facilitar la comunicación intrarregional.

Así lo manifestó el ministro de Obras Públicas y Comunicaciones, Gonzalo Castillo, quien  indicó que los esfuerzos del presidente Danilo Medina en ese sector de desarrollo han tenido como norte la construcción y mejoramiento de la infraestructura vial  que requiere la nación para garantizar el continuo crecimiento  de los niveles de competitividad  nacional.

“Para lograr esos objetivos”, indicó Castillo, “el gobierno, a través del  ministerio de Obras Públicas, ha sustentado sus acciones sobre ejes  que se conjugan  bajo una amplia visión de desarrollo de cinco circuitos viales de gran magnitud  en las regiones Sur, Norte, Este, el Gran Santo Domingo y  el circuito Vial Específico, en la provincia  Santiago”.

El ministro citó, entre esos circuitos, la Circunvalación Santo Domingo, con 17.5 kilómetros en su primera etapa, concebida para descongestionar el tráfico en la ciudad de Santo Domingo, y  el Corredor Duarte, que comprende el distribuidor vial de la Avenida Ecológica con Avenida Charles de Gaulle.

Además,  la Circunvalación Norte, una vía de 24 kilómetros  diseñada para mejorar  el tránsito urbano e interurbano del centro del Cibao; el Circuito Vial del Este, considerado como la infraestructura de mayor impulso al desarrollo turístico de la región  Este, que enlaza los principales enclaves turísticos de la zona, como La Romana, San Pedro de Macorís, Higüey, Bávaro,  Punta Cana, Capcana, Macao, Uvero Alto, Sabana de la Mar, Hato Mayor, El Seibo y Miches.

También figura en este ramo de desarrollo el Circuito Vial del Sur, concebido como un estímulo a la productividad de la zona. Este está integrado por obras viales como las carreteras Cruce de Ocoa, Barahona-Enriquillo, Enriquillo-Pedernales y  Baní-Azua

Al respecto, el ministro Gonzalo Castillo destacó  que con todos esos circuitos interconectados, “la República Dominicana se está convirtiendo en uno de los países mejor comunicados de la región  y el mundo”.

“Esto contribuye a ahorrarles  tiempo y dinero  a todos aquellos ciudadanos nacionales y extranjeros que utilizan esos circuitos para desplazarse  hacia cualquier lugar  del país”, añadió el funcionario.

A modo de ejemplo,  Castillo indicó  que antes, el traslado desde Santo Domingo hasta  cualquiera de las comunidades de la provincia La Altagracia se tomaba cuando menos tres horas y  tres horas y media, “mientras  ahora es asunto de una hora y  30 minutos  y dos horas, dependiendo el lugar hacia donde sea el traslado”.

“El protagonismo  en estos circuitos viales  lo han tenido las avenidas Circunvalación, cumpliendo así con la meta de conectar de forma rápida  a los centros de consumo y producción de bienes nacionales, a la cual se integran, además, importantes carreteras, caminos y puentes, que en su conjunto ejercen un impacto notable sobre la industria turística, el sector de comercio  y la conexión en toda la geografía Nacional”,  explicó Castillo.

Para que todos esos proyectos se conviertan en una realidad nacional, precisó Castillo,  trabaja cada día a tiempo completo, “porque nosotros tenemos que quedarle bien al presidente y el presidente tiene que quedarle bien al país”.