antonio marte

El Partido Primero la Gente (MPG) respalda la aprobación en la Cámara de Diputados del proyecto de ley de Partidos Políticos y llama a los senadores a convertir la pieza en Ley para que las elecciones del 2016 cuenten con una legislación que garantice los principios que fortalecen el sistema democrático en la República Dominicana.

El presidente de Primero la Gente, Antonio Marte, dijo que urge tener la Ley de Partidos, que es lo que viene a asegurar que las políticas accionen en igualdad de condiciones y con respeto al ordenamiento del sistema de votación electoral.

La Cámara de Diputados aprobó de urgencia en dos sesiones consecutivas el proyecto de la ley de partidos y agrupaciones políticas,  la cual fue consensuada por los partidos de la Liberación Dominicana (PLD), Revolucionario Dominicano (PRD)  y Reformista Social Cristiano (PRSC).

Dijo que lo más importante es tener una Ley de Partidos que impida que quien esté en el poder pueda disponer de los recursos del Estado para perpetuarse en el mandato que inicialmente le da la población por un período de cuatro años, o que pueda beneficiarse de los fondos del fisco para su organización política, por el simple hecho de estar en el gobierno.

Marte manifestó que aspiran a que la Ley de Partidos venga a resolver los males que se presentan en los procesos electorales, como son la distorsión en la registros de los votantes, los enfrentamientos entre los partidos durante la campaña electoral y las peleas a lo interno de las organizaciones en las elecciones primarias, así como los desordenes en los puntos de votación, muchos de los cuales terminan con un saldo de violencia y muertes.

“Lo que queremos en Primero la Gente es que se regule  el ejercicio de la política. La población merece y tiene el derecho de concurrir a elecciones en paz, en tranquilidad”, dijo Marte y agregó que lo más importante es que la esta ley salga del Congreso sin contrariar la Constitución dominicana, para que posteriormente no aparezcan grupos que vayan a intentar impugnarla.