Manolo 16-1-15

Manolo Pichardo, miembro del Comité Central del Partido de la Liberación Dominicana, dijo que la gestión  de Danilo Medina arriba a sus tres años de gobierno con una excelente popularidad que tiene como base el estilo de administrar y comunicar sin estridencias, una exposición pública directa que mantiene fascinado a los sectores populares y a los campesinos que se embriagan con cada visita sorpresa.

Pichardo, quien también de la unidad coo4rdinadora  de  Relaciones Internacionales del PLD, agregó que a este estilo se le suma un orden de prioridades en las ejecutorias de la administración sobre demandas que la sociedad ha venido exigiendo.

“Entre éstas se encuentra la inversión del 4% del PIB en educación, concentrada en la construcción de planteles escolares que permiten la extensión de la tanda escolar, modelo que está teniendo un gran impacto en el mejoramiento del salario real de los padres que se ahorran el desayuno, almuerzo y merienda durante cinco días”, destacó Pichardo, en un artículo titulado “La gestión de Danilo”, publicado en Vanguardia del pueblo.

El dirigente peledeísta también ponderó la creación de las estancias infantiles, las cuales complementan el sistema que lleva a las madres solteras, que son el 40%, tranquilidad, aprovechamiento del tiempo y ahorro.

“En ambos casos, libros, uniforme y todo lo que tiene que ver con los materiales escolares que requieren los estudiantes, son suministrados por el Estado”, explicó el ex presidente del Parlamento Centroamericano (PARLACEN).

Igualmente, destacó el impulso del sector turístico, por ser la fuente principal para la captación de divisas y las visitas sorpresa, con su carga de pequeños préstamos a los campesinos, la creación o fortalecimientos de cooperativas y el trato crediticio a las PYMES.

A su juicio, están pendientes la conclusión del plan de alfabetización, que sería, junto a lo demás, el punto de culminación de una acometida gubernamental verdaderamente humana, así como la solución al añejo problema eléctrico, resumido en las deficiencias en el suministro de energía y el alto costo de ésta, uno de los ingredientes, de los tantos, que nos hacen menos competitivos.