la Vicemandataria llamó  a  propiciar las condiciones que permitan construir el bienestar de los jóvenes.

SANTO DOMINGO. La vicepresidenta de la República, doctora Margarita Cedeño, señaló que el programa Progresando con Solidaridad (PROSOLI) realiza esfuerzos tendentes a lograr la inclusión y cohesión social de los jóvenes procedentes de los hogares más empobrecidos del país, como forma de encarar los desafíos que enfrenta este segmento importante de la población.

En ese sentido, la Vicemandataria llamó a las naciones de Latinoamérica a trabajar en conjunto para propiciar las condiciones que permitan construir el bienestar de los jóvenes y el de su entorno, para así ser los protagonistas de una cultura de la paz en toda la región.

La Vicepresidenta de la nación hizo el señalamiento durante la inauguración del taller “Inclusión social y juventud en contexto de violencia en Centroamérica y la República Dominicana”, organizado por el Sistema de Integración Centroamericana (SICA), mediante la Secretaría de la Integración Social Centroamericana (SISCA); también la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y la Organización Iberoamericana de la Juventud (OIJ).

“¿Qué palabras de aliento podemos dar los líderes de Latinoamérica a los jóvenes cuando el sistema preponderante les niega espacios en la política, en la economía y en el activismo social?”, se preguntó.

Dijo que los jóvenes sufren grandes limitaciones en el acceso a oportunidades de trabajo e indicó que un tercio de la población en edad de trabajar tienen dificultades para generar los ingresos que aseguren su bienestar y el de sus familias.

“La crisis económica y financiera ha llevado a millones de jóvenes al desempleo y al desaliento en todo el mundo. La crisis de valores los está llevando a la delincuencia y al anonimato moral. En Latinoamérica la cifra ya alcanza el 20% de los jóvenes, es decir, alrededor de 20 millones de ciudadanos entre los 15 y los 30 años no forman parte del sistema educativo ni del laboral”, sostuvo.

Señaló que la juventud de América Latina merece que los Estados le provean de las condiciones para construir su bienestar y el de su entorno.

“La cotidianidad de una proporción importante de las personas jóvenes está marcada por el desempleo, bajos ingresos, pobreza, marginalización y exclusión social; también por vivir en territorios marcados por las carencias y deficiencias de servicios básicos como salud, educación, agua y saneamiento ambiental”, exclamó la Vicepresidenta.

En ese orden dijo que desde Prosoli se realizan proyectos con la finalidad de darle respuestas a las necesidades de la juventud más vulnerables, para que desarrollen capacidades que les permitan mejorar sus condiciones de vida y las de sus familias a través de una estrategia de integración,  participación e inclusión social partiendo de la realidad en que viven.

Dijo que la iniciativa social que dirige ha impactado a una población de más de 370 mil adolescentes y jóvenes en todo el país, gracias a una plataforma de 16 mil voluntarios en todo el territorio nacional, a través de cursos técnicos en los Centros Tecnológicos Comunitarios (CTC) y en los Centros de Capacitación y  Producción Progresando CCPP, con el  fin de mejorar su formación y aumentar así sus posibilidades de inserción laboral.

Indicó que en el ámbito educativo los guías juveniles han orientado más de 300 mil jóvenes sobre la importancia y beneficios de la asistencia escolar y universitaria.

Sostuvo que desde esa iniciativa social se han formado 14 mil guías juveniles que a su vez han orientado a 350 mil jóvenes sobre la importancia de tener acta de nacimiento y cédula de identidad. Además, dijo que esos grupos han dado seguimiento a más de 15 mil casos de jóvenes que no poseían documentos de identidad.

Dijo que a través de esa iniciativa social del Gobierno la juventud es orientada sobre la importancia de tener una buena salud sexual y reproductiva, prevenir embarazos en adolescentes e infecciones de Transmisión Sexual, VIH y SIDA.

En ese sentido manifestó que 320 mil chicos y chicas han sido orientados sobre salud sexual y reproductiva y prevención de embarazo en adolescentes, a través 19,110 guías juveniles capacitados por el programa “Yo decido Esperar”.

Destacó el proyecto socioeducativo de prevención de embarazos en adolescentes “Bebé, Piénsalo bien”, el cual ha impactado a 39 mil adolescentes y jóvenes provenientes de 110 centros educativos públicos y privados.

Asimismo, 190 mil adolescentes y jóvenes han sido impactados por la Estrategia Nacional por una Sociedad en Valores “Bien por Ti”, y se han formado líderes sobre cómo tener un estilo de liderazgo positivo y propositivo, humanista y de servicio, capaz de aportar a la construcción de una nueva sociedad dominicana.

Señaló también que 44,558 adolescentes y jóvenes se han orientados en el proyecto de prevención de violencia  y drogas “Gira por la Paz”.

Acompañaron a la vicepresidenta el ministro de la Juventud, Jorge Minaya; la secretaria general del SISCA, Ana Hazel Escrich; el secretario general de la Organización Iberoamericana de la Juventud (OIJ), Max Trejo; y el jefe (a.i) de la Unidad de Desarrollo Social de la Sede Subregional en México de la CEPAL, Hernán Gómez.