EsposasSANTO DOMINGO, República Dominicana. Seis hombres y una mujer fueron apresados por separado; un haitiano y su concubina por un homicidio de un compatriota en Monte Plata, dos a los que le ocuparon una pistola sin documentos en San Cristóbal, y otros tres por herir a otro durante una riña en Santiago Rodríguez.

La Policía identificó a los detenidos como Kendry Rafael Bernald Mora, de 21 años; José Manuel Jiménez Rodríguez, de 22; los nacionales haitianos Oteman Deson, de 50, y su concubina Yudi Franco (Chela), de 29; Melvin Pérez Martínez (Soto); Franyelin de Jesús, y Alexis Emilio Gutiérrez de Jesús.

El informe del primer caso indica que la pareja haitiana Deson y Franco fueron apresados con relación a la muerte de su compatriota identificado como “Maicol”, de unos 30 años, cuyo cadáver fue encontrado en la orilla del río Comate, Bayaguana, con múltiples heridas de arma blanca.

Los prevenidos fueron capturados mediante la orden de arresto No. 02163-2014, debido a que el primero en mención habría cometido el hecho porque éste sospechaba que la víctima sostenía una relación sentimental con su concubina.

Mientras que Bernald Mora y Jiménez Rodríguez fueron apresados en San Cristóbal al ocupársele al primero la pistola marca Berza, calibre 9mm, con su cargador y ocho cápsulas, la cual es propiedad del segundo.

Ambos hombres, al momento de su detención, argumentaron que los documentos del arma se les habían extraviado.

En tanto que Pérez Martínez (Soto), Franyelin de Jesús y Gutiérrez de Jesús, fueron apresados por causar heridas por arma de fuego con entrada y salida en el ante brazo derecho del jornalero Kelvin Serrano, de 21 años, durante una riña ocurrida en el municipio de Villa Los Almácigos, Santiago Rodríguez.

Los agentes actuantes, tras recolectar en el lugar del hecho una munición calibre 380, iniciaron la persecución de los responsables; Pérez Martínez (Soto) fue el primero en ser capturado. Mientras que los otros dos individuos se entregaron para ser investigados en torno al caso.

Todos los prevenidos  están siendo remitidos a la justicia a través del Ministerio Público, mientras que la Policía continúa con las investigaciones para continuar esclareciendo los hechos.