Promueven proyecto para abordaje del uso de drogas inyectables y atención integral al VIH.SANTO DOMINGO, República Dominicana. Con el objetivo de estructurar una respuesta desde el ámbito de la prevención del uso de sustancias y de la atención a personas usuarias de heroína y otros opiáceos, el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social (MSP), en coordinación con el Consejo Nacional de Drogas (CND), impulsan el proyecto “Modelo de Tratamiento Asistido por Medicamentos y Atención Integral al VIH, para Personas Dependientes de Drogas Opioides (Heroína) en la República Dominicana”.

También participan en este proyecto la Dirección General de Control de Infecciones de Transmisión Sexual y Sida (DIGECITSS), el Centro de Atención Integral a las Dependencias de Sustancias Legales y No Legales del Hospital Dr. Francisco Moscoso Puello (CAID), el Consejo Nacional para el VIH y el Sida (CONAVIHSIDA) y el Centro de Orientación e Investigación Integral (COIN).

El proyecto está orientado a ofrecer atención a personas dependientes de heroína a través de un tratamiento asistido por medicamentos y de la atención a la co-morbilidad con el VIH, con otras infecciones de transmisión sexual (ITS) y con el virus de hepatitis C (VHC); así como de la recolección de información sobre el consumo de drogas inyectables en la población objeto de estudio y sobre los resultados obtenidos durante su ejecución.

Actualmente, la evidencia científica apoya el uso de programas de intervención asistida por medicamentos, como uno de los instrumentos clave para la recuperación de las personas dependientes de opiáceos.

En este sentido, el modelo de atención a ser desarrollado por el proyecto, ofrece la oportunidad del abordaje de la problemática del consumo de drogas inyectables y la transmisión del VIH en nuestro país, a través de un programa de intervención asistida por medicamentos, que consiste en la administración de la combinación de buprenorfina-naloxona, fármaco con evidencia de eficacia clínica y de seguridad terapéutica, a setenta (70) personas que cumplan con los criterios establecidos en el marco del proyecto.

La iniciativa representa una valiosa oportunidad para la República Dominicana, puesto que constituye la primera experiencia de este tipo en beneficio de dicha población.

Su ejecución se llevará a cabo en la sede del CAID, con la participación de un equipo multidisciplinar compuesto por Psiquiatras, Psicólogos(as), Trabajadores(as) Sociales, Enfermeras, Bioanalista, Farmacéuticos(as) y un(a) experto(a) en manejo de tratamiento con la combinación de buprenorfina-naloxona que apoyará el equipo clínico en el manejo de los casos.

La estructuración del proyecto contó además con el apoyo financiero de la Agencia Española de Cooperación Internacional Para el Desarrollo (AECID); y con el apoyo técnico de la Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito (UNODC) y del Programa Conjunto de la Naciones Unidas sobre el VIH/sida (ONUSIDA).

Sensibilización de sectores clave y grupos de interés

Para dar a conocer los objetivos del proyecto y atender algunos determinantes que pueden influir en la aceptabilidad y en la ejecución del mismo, fueron realizados un total de cinco (5) talleres, dirigidos a integrantes de sectores clave y grupos de interés vinculados con dicha temática, a saber: laboral, salud, justicia, academia y organizaciones no gubernamentales.

El objetivo de dichos talleres consistió en aumentar el conocimiento sobre la necesidad y los beneficios de adoptar un acercamiento desde la salud pública y el respeto de los derechos humanos, para atender el uso problemático de opioides.

Dichos talleres fueron realizados con la colaboración de un equipo multidisciplinario de la Escuela Graduada de Salud Pública de la Universidad de Puerto Rico (UPR), encabezado por los doctores Salvador Santiago-Negrón y Angel González Carrasquillo, con recursos aportados por el President’s Emergency Plan for AIDS Relief (PEPFAR) y de la Substance Abuse and Mental Health Services Administration (SAMHSA).

Tanto el Dr. Santiago, Psicólogo y Ex-Administrador de la Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción de Puerto Rico, como el Dr. González, médico especialista en adicción, han trabajado por años en estos temas y han impulsado políticas públicas para que la adicción se atienda desde un modelo de salud pública, partiendo de que es una condición crónica de salud.

Relación VIH – Abuso de Drogas – Adicción

Según el Informe Mundial sobre las Drogas del año 2015, se especifica que aunque el consumo de drogas tradicionales permanece estable, se calcula que alrededor de 12,19 millones de personas de 15 a 64 años de edad se inyectan drogas, de las que 1,65 millones de ellos estaban afectados por el VIH.

Desde el inicio del VIH, el abuso de drogas y la adicción han estado relacionados con dicho virus, pues la transmisión del mismo puede ocurrir por la utilización de equipos de inyección no esterilizados.

Ello queda evidenciado en el análisis de situación realizado por el COIN en el año 2011, que estima que el 47,6% de las personas usuarias de drogas inyectadas en la República Dominicana no usan jeringas limpias cada vez que se inyectan.

En la República Dominicana, la población de personas usuarias de drogas presenta una mediana de prevalencia del VIH de un 3.2%, con una mínima y una máxima de 1.3% y 4.8%, respectivamente, frente a la población general que presenta una prevalencia de un 0.8%.

Dicha población se encuentra así entre los grupos de mayor vulnerabilidad priorizado en el Plan Estratégico Nacional para la Respuesta a las ITS y al VIH-SIDA 2015–2018 (PEN 2015-2018), como una de las poblaciones a ser abordadas con programas de reducción de nuevas infecciones al VIH y atención.