20170811_ecbf72d8_b58a_444e_8fd0_b2fca59edd71

Caracas. Venezuela entró definitivamente en un ambiente de campaña cuando faltan cuatro meses para los comicios regionales, en los que la alianza opositora ha dicho que participará pese a sus críticas a la Asamblea Constituyente, conformada solo por chavistas y que ahora se encargará de refundar el Estado.

El presidente Nicolás Maduro celebró hoy que la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) haya entrado en el carril electoral pese a haber acusado al Consejo Nacional Electoral (CNE) de haber cometido un fraude durante la elección de la Constituyente.   El gobernante aplaudió que con este paso de inscribir a sus candidatos, a su juicio, la MUD ha reconocido, finalmente, la “legitimidad” de la Asamblea Constituyente y del mismo CNE, pese a que las dudas no se han disipado.

Maduro dio estas declaraciones durante una sesión especial de la ANC en el Palacio Federal Legislativo y lo primero que hizo fue ponerse a la disposición de este foro conformado por más de 500 constituyentes, todos leales a su Gobierno.

“Vengo a reconocer sus poderes plenipotenciarios soberanos, originarios y magnos para regir los destinos de la República, (…) como jefe de Estado me subordino a los poderes constituyentes de esta Asamblea Nacional Constituyente”, dijo Maduro, que también entregó hoy a la Asamblea Constituyente su proyecto de Constitución.

Según el mandatario, este proyecto de Carta Magna es el mismo del fallecido presidente Hugo Chávez.   El Gobierno ha dicho que el establecimiento de esta asamblea chavista, que hoy ratificó a Maduro como presidente del país, ha traído paz al país pues desde que fue electa, las protestas antigubernamentales que se desarrollaban desde el 1 de abril pasado han disminuido hasta casi su desaparición.