País/ Rev. Domingo Paulino Moya, Vocero de la Comunidad Evangélica Dominicana, pide al liderazgo evangélico unificar criterios. 19-10-2016. Foto: José Adames Arias.

El presidente del ministerio Jesús es Sanidad y Vida Eterna Inc., reverendo Domingo Paulino Moya, dijo hoy que “la estadía en la tierra es perecedera para todos los seres humanos, por lo que se requiere un acercamiento sincero de alma y corazón al creador y Dios Todopoderoso”.

En declaraciones recogidas por la unidad de comunicaciones de la entidad cristiana, Paulino Moya significó además que ese acercamiento a Jesucristo demanda de un lavado de corazón y conciencia al liderazgo político, empresarial y social, “que son los guías de la nación para que dirijan el país con luz cristiana, lo que será un beneficio para todo el país”.

“Los males sociales y la carencia de valores éticos y morales que azotan el país y el mundo, se han constituido en un peligro constante que amenaza el corazón y el alma de todos los ciudadanos, por lo que se requiere un sincero desprendimiento de los problemas que nos asedian, que nos impiden ser hospitalarios y hacedores del bien común”, sostuvo.

Ya agregó: “La clase empresarial, política y militar, tienen por demás una gran responsabilidad de guiar por el sendero de la paz a una sociedad con graves problemas sociales e invadida por costumbre contra natural que quiere torcer a la familia dominicana y conducirla a un despeñadero de oscuridad eterna”.

En ese sentido, exhortó “un acercamiento al señor Jesucristo que hace libre al conocimiento humanos”.