Donald Trump

WASHINGTON. El presidente Donald Trump dijo ayer que está considerando una posible acción militar contra Venezuela en respuesta a la caótica situación política de la nación sudamericana tras las medidas adoptadas por el presidente Nicolás Maduro para afianzarse en el poder.

Trump lamentó la crisis humanitaria en Venezuela y declaró que todas las opciones están sobre la mesa, incluida una posible intervención militar. “Tenemos muchas opciones para Venezuela y, por cierto, no voy a descartar una opción militar”, afirmó el mandatario. “Sin duda que una operación militar y una opción militar es algo que podríamos considerar”.

Los comentarios de Trump representan una escalada grave en la retórica por parte de Estados Unidos, que hasta ahora ha enfatizado un enfoque regional en el que alienta a sus aliados latinoamericanos a que aumenten la presión sobre el régimen de Maduro.

El gobierno de Trump ha emitido una serie de sanciones contra Maduro y contra más de una veintena de funcionarios y ex funcionarios venezolanos en respuesta a la represión de los líderes de oposición y la reciente elección de una Asamblea Constituyente encargada de volver a redactar la constitución de Venezuela.
Pero aunque la lista de individuos sancionados ha crecido, las sanciones económicas prometidas aún no se concretan, luego de que las compañías petroleras estadounidenses protestaran por la posibilidad de que una posible prohibición a las importaciones de crudo de Venezuela (el tercer mayor proveedor de Estados Unidos) afecte los empleos estadounidenses y provoque un alza en los costos de la gasolina.