Nicolás Maduro

Caracas. El presidente Nicolás Maduro insistió hoy en que convocará próximamente “una gran cumbre mundial de solidaridad con el pueblo de Venezuela”, un evento del que no ofreció mayores detalles y que busca contrarrestar “una campaña criminal” internacional contra el país.

“Son opciones que nos van a permitir (…) atenuar una campaña criminal, brutal, gigantesca, inclemente que hay contra Venezuela en el mundo”, dijo Maduro en una entrevista en el canal privado Televen, después de atacar a los Gobiernos “de derecha” de la región por sus duras críticas al rumbo tomado por el país caribeño.   Maduro insiste en la idea de esta cumbre -planteada el 8 de agosto durante una reunión de la alianza regional de países de izquierdas ALBA- después de que la toma de los poderes del Parlamento por parte de la Asamblea Constituyente provocara una nueva ola de rechazo internacional a Venezuela.

“Aspiro que la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC) (…) muy pronto dé un paso adelante y convoque una cumbre por el diálogo, por la paz y en apoyo a la soberanía de Venezuela”, declaró el mandatario.   Con la cumbre se pretende ganar apoyo internacional “contra la amenaza” del presidente de EE.UU., Donald Trump, quien dijo hace días que no descarta una intervención para solventar la crisis venezolana y volvió a denunciar atropellos de la democracia en el país petrolero tras atribuirse la Constituyente las funciones del Parlamento.

Con la reunión internacional que propone, el chavismo busca movilizar a países allegados como Cuba, Bolivia, Rusia o China y actores internacionales que no le son abiertamente hostiles para hacer frente a la cascada de condenas en Europa y América a una Constituyente, que según sus detractores está llevando al país a una “dictadura”.