SANTO DOMINGO, República Dominicana. Fue hallado muerto un vigilante con signos de estrangulación en el parqueo del Ayuntamiento del Distrito Municipal de San Víctor, en la provincia Espaillat.

La Policía Nacional identificó el cadáver como Miguel Nicolás Martínez Ovalles, de 54 años, y según versiones fue asesinado por delincuentes que cargaron con 12 baterías de vehículos pesados que eran guardados en el garaje y con la motocicleta de la víctima.

Se presume que los asaltantes también mataron a un perro que reforzaba la seguridad del lugar.

Las baterías robadas eran usadas en camiones para la recolección de desperdicios sólidos, guaguas que transportan estudiantes, unidades de uso oficial del cabildo y de otras que se encuentran dañadas, de acuerdo a la Policía.