SANTO DOMINGO, República Dominicana. En los últimos meses se han dado a conocer en el país diversos casos de suicidios, llenando de luto a la sociedad dominicana. El ahorcamiento es uno de los métodos más comunes que las víctimas utilizan para terminar con sus vidas.

Entre 2016 y el primer semestre de este año al menos se han registrado 840 suicidios, según informes oficiales del Observatorio de Seguridad Ciudadana República Dominicana.

“Las personas que se suicidan en su mayoría tienen algún tipo de trastornos psiquiátricos, como son la depresión, los trastornos bipolares, la esquizofrenia, las personas con adicciones a sustancias, y muchas veces cuando se ven sometidos a situaciones como frustraciones, estrés, conflictos conyugales, laborales, y problemas económicos”, dijo el doctor Vicente Vargas Lemoniere.

Según el especialista, la pérdida de esperanza y querer buscar una salida rápida a los problemas, son solo dos de los sentimientos que tiene una persona previo a un suicidio. Algunos incluso se quitan la vida porque sufren de una enfermedad, que en ocasiones es terminal.

Edades

El psiquiatra dijo que las edades más comunes para cometer suicidios están entre los 20 y 40 años.

Afirmó que incluso hay personas que llegan a suicidarse por razones ideológicas, políticas o religiosas.

Aunque no hay una edad específica para cometer un suicidio, mencionó que los adolescentes son más propensos porque pasan a veces por problemas sentimentales y conflictos personales.

Casos más sonados del segundo semestre del año

Con apenas algunos días de haber iniciado el mes de octubre ya se ha dado a conocer un presunto caso de suicidio de una menor de 10 años.

Wismailyn Massiel García Ureña, se habría ahorcado con una sábana en su vivienda ubicada en el distrito municipal de Cenoví, en San Francisco de Macorís.

Al momento del hecho, la niña estaba sola en su casa y sus padres dijeron que en ningún momento mostró un comportamiento extraño.

En septiembre, una maestra de 46 años, y con problemas económicos  después de ser bloqueada en la nómina del Ministerio de Educación se suicidó de un disparo en el tórax dentro de su vivienda en Santiago.

María Rosalba Ureña Arias, al momento del bloqueo, tenía una licencia médica porque recibía tratamientos psiquiátricos debido a una depresión.

La Asociación Dominicana de Profesores (ADP) lamentó la pérdida de la profesora que laboraba en el liceo de Canabacoa, en el municipio del Puñal, de Santiago.

Otro hecho que marcó septiembre fue el presunto suicidio de una mujer de nacionalidad colombiana, de 42 años, que cayó del piso 16 de una torre residencial en la avenida Enriquillo, en el sector Los Cacicazgos.

La mujer identificada como María García vivía en el piso 8 de la misma edificación.

Hasta ahora no se han dado más declaraciones al respecto.

El 24 de agosto, Reinaldo Mota Portalatín, un adolescente de 15 años, tomó el arma de su padrastro y se suicidó de un disparo en la cabeza.

Según el padre de la víctima, el joven estaba deprimido porque había discutido con su novia. La tragedia sucedió en el Barrio Lindo, de la provincia Hato Mayor.

El cuatro de julio de este año, un pastor evangélico llamado Julio César Polanco, de 59 años, se quitó la vida al lanzarse del puente Hermanos de Patino en Santiago.

César Polanco, además del evangelio, se dedicaba al sector de transporte público y se desconocen las causas de su suicidio.

Ese mismo mes, pero en la región sur del país, un joven se quitó la vida tras ingerir un estimulante sexual conocido como “Piedra china”.

Francis Daniel Agramonte, de 24 años, después de haber tomado el estimulante de uso externo, habría llamado a dos amigos para comunicarles el hecho, e inmediatamente ellos lo llevaron a un centro médico donde perdió la vida.

El pasado mes de junio, en La Romana, un hombre de 38 años apareció con una bala en la cabeza, presuntamente por un suicidio, luego de haber estado desaparecido durante varios días.

Carlos Manuel Silvestre González fue hallado en estado de descomposición en las cercanías de la Autovía del Este.

Aún no se han descubierto las razones del presunto suicidio.

En septiembre de 2016,  Eduardo Colón Sánchez, de 45 años, un regidor del Partido Revolucionario Moderno (PRM), se ahorcó en su casa ubicada en Bonao, provincia Monseñor Nouel.

Según sus parientes estaba deprimido porque le habían cancelado la visa emitida por los Estados Unidos.

El 25 de septiembre ocurrió otro suicidio a través del ahorcamiento, esta vez en Barahona: una adolescente de 18 años se suicidó en su casa. La joven identificada como Nicol Antonia Noboa López fue encontrada colgando de una soga en el cuello.

En ese mismo mes, dos primas hermanas se suicidaron con cinco días de diferencia porque presuntamente pertenecían a una red de amigas, que tiene como fin que una se quita la vida.

Las víctimas, ambas de 18 años, son Anyi Paola García López, quien cometió suicidio en Santo Domingo y Nicole Antonia Novas López, en la comunidad Pescadería, de Barahona.

Lo que más consternó a los familiares fue que Anyi Paola publicó en su red social Facebook una imagen de una persona apuntándose con un arma junto a la frase “Qué bueno es morir así sin molestar a nadie”.

Primer semestre de 2016

En abril, Marciel Kenyi Medina Ramírez, de 24 años, se suicidó en el vehículo de su esposo.

Su viudo relató que la mujer le pidió el cargador de un celular que estaba en su camioneta a lo que él les dio las llaves y momentos después escuchó la denotación de un arma de fuego.

El 10 de febrero del 2016, se dio a conocer el suicidio de la niña de 9 años llamada Alberchy Santana, quien se quitó la vida con cuatro pastillas para el dolor muscular mientras estaba en la escuela.

La escena fue dramática. Una maestra la vio momentos después del hecho, trató de sacarle las pastillas de la boca y darle un vaso de leche para que las expulsara, pero era demasiado tarde.

18 de enero de ese mismo año, en la provincia Bahoruco, otro niño de 11 años cometió suicidio. Gerson Ferreras, iba a salir a la fiesta de cumpleaños de un amigo y después de darse un baño fue a vestirse.

La abuela de la víctima se percató de que se estaba tardando mucho tiempo en su habitación y al entrar descubrió la escena. Fue hallado con un suéter en el cuello colgado de unos barrotes.

Según el Ante pensamientos suicidas lo más recomendable es ir donde un psiquiatra. También recibir apoyo de la familia para ayudarlo a superar esa difícil etapa.

Asimismo, se debe evitar que esa persona esté cerca de armas cortantes y de fuego, lazos, correas, o cualquier instrumento que podría servir para cometer suicidio.

La OMS

La Organización Mundial de la Salud (OMS) en un estudio determinó que cada año se suicidan aproximadamente 800 mil personas, siendo en 2015 la segunda causa de muerte más común entre jóvenes de 15 a 29 años de edad.