QUITO. EFE. El expresidente de Ecuador Rafael Correa se mostró este martes dispuesto a declarar como testigo en el caso por supuesta asociación ilícita que se sigue contra el vicepresidente sin funciones del país, Jorge Glas, en la trama de presuntos sobornos de la firma Odebrecht.

“Por supuesto! Siempre defenderé la verdad y la justicia”, escribió Correa en su cuenta de Twitter en un mensaje en que puso un enlace a un comentario de ayer de Eduardo Franco Loor, abogado de Glas, en el que anuncia que pedirá su comparecencia.

El mensaje enlazado reza: “Ex presidente Rafael Correa está dispuesto a declarar como testigo en este caso! Pediremos mañana en la audiencia pública que señale día y hora para este efecto. Lo fundamentaremos debidamente toda vez que VP Jorge Glas es víctima de una vil patraña.no ha cometido delito!”.

Hoy se instala la quinta jornada consecutiva de audiencias en el juicio contra Glas y otros ocho imputados por el mismo caso, en el que otras cuatro personas están prófugas, entre ellas el excontralor, Carlos Pólit.

En la jornada de ayer declaró quien fuera secretario jurídico de la Presidencia de Correa, Alexis Mera, quien -según un comunicado de la Fiscalía- declaró que fue Glas quien negoció el regreso de la firma brasileña al país cuando se desempeñaba como ministro de Sectores Estratégicos, entre 2010 y 2012, y que a partir de 2013 fue Correa quien encargó a Glas “el manejo de este sector”.

La decisión de si Correa puede o no ser llamado a juicio recae sobre el tribunal que dirige el juicio.

Por el momento se desconocen las posibilidades que tiene la defensa para conseguir que Correa sea llamado al juicio en calidad de testigo, dado que en el pasado fue descartado como tal.

Correa, que reside en Bélgica desde julio pasado, llegó la madrugada del sábado a Ecuador para participar el próximo 3 de diciembre en una disputada convención nacional del movimiento oficialista Alianza País.

En esa cita, se tratará de expulsar del partido al actual presidente del país, Lenín Moreno, por supuestamente “traicionar” los principios de la Revolución Ciudadana, según ha dicho.

Los partidarios del presidente se han desvinculando de la convocatoria, que se celebrará en la provincia costera de Esmeraldas (noroeste).