BRASILIA. EFE. El Ministerio Público de Brasilia pidió a la Justicia que ordene un embargo de bienes contra el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva y su hijo Luiz Claudio por valor de 23,9 millones de reales (7,2 millones de dólares), informaron este jueves fuentes oficiales.

La medida fue pedida por el fiscal Hebert Mesquita en el marco de una causa penal en la que ambos son investigados por supuestas irregularidades en la emisión de decretos que, cuando Lula estaba en el poder, favorecieron con diversos incentivos fiscales a empresas del sector automotriz.

Según confirmó el Ministerio Público, en la solicitud presentada hoy ante la Justicia se plantea un bloqueo de bienes contra Lula por un valor de 21,4 millones de reales (6,48 millones de dólares), que llega a 2,5 millones de reales (757.000 dólares) en el caso de su hijo, sospechoso de intermediar negociaciones con las empresas.

Lula, uno de los líderes políticos más populares y carismáticos del país, gobernó entre 2003 y 2010 y pretende postular a un nuevo mandato en las elecciones presidenciales que se celebrarán en 2018.

Sin embargo, y aunque encabeza hasta ahora todas las encuestas de opinión, sus aspiraciones dependen de la justicia, pues responde ante los tribunales en siete causas penales por supuesta corrupción, en una de las cuales ya ha sido condenado a nueve años y medio de prisión, aunque hasta el momento sólo en primera instancia.

Según las leyes brasileñas, si esa condena o alguna de las que pudiera recibir en los procesos aún en trámite fuera confirmada por instancias superiores antes de los comicios, previstos para octubre del año próximo, Lula no podría ser candidato a ningún cargo electivo.