SANTO DOMINGO, República Dominicana. El Ayuntamiento del Distrito Nacional (ADN) y la Asociación Central de las Iglesias Adventistas del 7mo Día firmaron un acuerdo de colaboración mediante el cual desarrollarán de manera conjunta un programa de orientación ciudadana sobre la limpieza y la higienización de los diferentes barrios de la capital.

 

El acuerdo fue firmado entre el Alcalde David Collado, y el presidente de la Asociación Central de las Iglesias Adventistas del 7mo Día, Paulino Puello, quienes destacaron la importancia de mantener limpia la ciudad a fin de evitar brotes de enfermedades.

 

Collado dijo que a partir del mes de febrero el cabildo lanzará una campaña de orientación a través de los medios masivos de comunicación para concientizar a la población sobre la importancia de mantener limpia la ciudad.

 

Explicó que unas 250 iglesias Adventistas que funcionan en el Distrito Nacional servirán como centro de orientación para difundir los planes de limpieza que ejecuta el cabildo en los diferentes sectores de la capital.

 

Subrayó que el ADN suministrará a cada templo el material sobre los horarios y la frecuencia en los que camiones recolectores retiran los desperdicios sólidos.

 

Collado indicó que una vez concluya la campaña de orientación sobre la limpieza el cabildo iniciará la imposición de multas a quienes lancen basura a las calles fuera del horario establecido por el cabildo.

 

Asimismo, el ejecutivo municipal anunció que colocará un veedor representante de la iglesia Adventista en el departamento de compra del cabildo en el marco del programa de transparencia.

 

Dijo que igualmente colocará veedores de la iglesia católica y evangélica en los departamentos de Planeamiento Urbano y de Ingresos, respectivamente

 

De su lado, el presidente de la Asociación Central de las Iglesias Adventistas del 7mo Día, Paulino Puello, destacó los esfuerzos que viene realizando el cabildo para mantener limpio al Distrito Nacional.

 

Indicó que en cada iglesia se iniciarán planes de orientación para explicar a la feligresía y a los moradores de cada sector sobre la importancia de la recogida de basura en los horarios establecidos por el cabildo.