Santo Domingo, República Dominicana. El Juzgado de Atención Permanente de la provincia Santo Domingo dictó un año de prisión preventiva contra los padres de un niño de 11 meses que lo mataron porque supuestamente este lloraba mucho. En un hecho ocurrido en el Municipio de Boca Chica.

Se trata de Rosanna Ramírez y Carlos García, quienes se desligan del asesinato, puesto que el padre dice que fue la madre y que él solo es cómplice, y la madre dice que fue el padre.

Ramírez (madre) dice que García (padre) mató el niño luego que le diera por la cabeza con una bocina, y García dice que Ramírez lo asfixió con una almohada.

Rosanna Ramírez cumplirá la medida en la cárcel de Najayo Mujeres, y Carlos García en el recinto Najayo-Hombres.