SANTO DOMINGO, República Dominicana. El controversial narrador deportivo Franklin Mirabal tuvo que ser acompañado por agentes de seguridad a su salida del Estadio Quisqueya Juan Marichal, luego de finalizado el juego de anoche, en el que las Águilas Cibaeñas derrotaron 8-1 a los Tigres del Licey.

 

Ante la euforia de fanáticos de ambos equipos, agentes de la Liga de Béisbol Dominicano (Lidom) del Estadio y miembros de la Policía Nacional optaron por acompañarlo hasta su vehículo.

 

La situación provocó que el escritor deportivo hiciera una “denuncia pública” a través de sus redes sociales.

 

“Denuncia pública: Anoche a la salida del estadio Quisqueya fui víctima de acoso, maltrato y agresión… Gracias a la seguridad del Play no ocurrió algo más desagradable. Así es la intolerancia. Pero no me intimido ni voy a cambiar mi forma de narrar”, publicó el periodista esta mañana a través de su cuenta @Elreydelaradio.

 

“Quítense del medio, ahí vienen los… del Licey”, le vociferaba una fanática de las Águilas al popular cronista.

 

Los fanáticos vociferaban de manera insistente y cercana hasta que el señor Mirabal abandonó el estadio, mientras el equipo de seguridad le abría paso para que este pudiera salir, y evitaban que los entusiastas tuvieran contacto físico con él.