SANTO DOMINGO, República Dominicana. En el partido “te quedas-o-te vas” para avanzar a la serie final, sobrevivieron las Águilas Cibaeñas, luego de blanquear a los Leones del Escogido 7-0, apoyados en una magistral labor monticular de Richelson Peña y par de cuadrangulares de Danny Santana.

 

Con su victoria, las Águilas alcanzan su final número 39 en su historia en el béisbol dominicano y lo hicieron frente a un Estadio Cibao repleto, que poco tomó en cuenta la amenaza de lluvia que no pasó de ahí.

 

Fue una blanqueada combinada de tres lanzadores, que permite el enfrentamiento número 21 ante los Tigres del Licey en serie final, que tiene a los capitalinos 11-9 ante los cibaeños. Las Águilas van ahora por su corona número 21 y los Tigres la número 23.

 

Fue la segunda blanqueada del pitcheo aguilucho en días sucesivos, que la noche anterior despachó a los Gigantes del Cibao 2-0, en San Francisco, producto de dos jonrones y fruto de eso llegó a este partido decisivo.