Santo Domingo, República Dominicana. El régimen subsidiado, que abarca a la población pobre que no cotiza al Sistema Dominicano de Seguridad Social, cerró el 2017 con  tres millones 530 mil 980 afiliados, casi el 50% del total de afiliados al Seguro Familiar de Salud, de acuerdo a los datos que ofrece el  Seguro Nacional de Salud (Senasa).

 

La ARS estatal indica en un informe estadístico que a  noviembre de 2017 autorizó servicios por valores que ascienden a RD$ 7,553 millones 639 mil 340, para un aumento de un 8% más de lo autorizado en el mismo período de 2016.

 

El informe explica que en el período enero- noviembre 2017 los hospitales centralizados facturaron a esa aseguradora más de RD$ 1, 166 millones de pesos por servicios brindados a los afiliados y los de autogestión o descentralizados facturaron servicios por valor de RD$ 1,219 millones 602 mil 856.

 

En el caso de los patronatos y ONG´s contratados para brindar servicio a los afiliados a ese régimen, fueron autorizados servicios que ascienden a RD$2, 494 millones 343 mil 516.

 

Chanel Rosa Chupany, director de Senasa, destacó que  a través de esa ARS se ha aportado significativamente a sustituir el asistencialismo tradicional, para hacer de la salud un derecho exigible y que los valores autorizados representan tranquilidad en millones de hogares dominicanos.