SANTO DOMINGO, República Dominicana. El Consulado General de la República Dominicana en Japón festejó el 174 aniversario de la gesta de Independencia Nacional, en un ambiente cargado de sentimientos patrios.

 

A trece horas de diferencia, dieciocho horas de vuelo y a más de 13,000 kilómetros de distancia de su país, más de 200 hijos de la tierra de Duarte y Luperón acudieron a la cita de celebración.

 

Ya es tradición que el Consulado General de la República Dominicana en Japón organice esta actividad por el Día de la Independencia para honrar y venerar a los padres fundadores.

 

El cónsul general dominicano en Japón, Carlos José Cepeda Moya, destacó el sacrificio y entrega del grupo de jóvenes de aquel entonces, encabezado por Juan Pablo Duarte y los integrantes de la Trinitaria, para enfrascarse en un proyecto de esa magnitud, que significó la separación de los haitianos.

 

Agradeció la participación masiva de los dominicanos y resaltó que muchos de ellos viajaron por más de 4 horas para llegar a Tokio, con el objetivo de honrar a los Padres de la Patria y a reafirmar su fe en el porvenir y el progreso de la República Dominicana.

 

Asistieron, además de miembros de la comunidad dominicana, representantes de la Agencia Internacional de cooperación de Japón (JICA) y miembros de la Asociación de Amistad Dominico-Japonesa.

 

También asistieron, empresarios japoneses y dominicanos, representantes del Cuerpo Diplomático acreditado en el país nipón, la prensa local, entre otros invitados especiales.

 

En esta ocasión la actividad, celebrada en los salones del club Dia Tokio, ubicado en el céntrico sector de Roppongi, del Distrito de Minako, en Tokio, fue iniciada con la interpretación del Himno Nacional dominicano.

 

Con el merengue y la bachata como protagonistas, la parte artística estuvo a cargo del grupo de baile del dominicano radicado en Japón Luis Sasaki, y del cantautor domínico-japonés, Hajime Waki, autor de bachatas románticas.

 

 

Reconocimientos

Un momento emotivo lo constituyó la entrega de los reconocimientos que cada año el Consulado hace a los miembros de la colonia dominicana más destacados en Japón.

 

Este año los reconocidos fueron el dirigente comunitario Bienvenido Carrasco Gil y el boxeador profesional dominicano radicado Bladimir Argeny Báez.

 

Relaciones RD-Japón

La presencia de la comunidad dominicana en Japón se remonta a las relaciones Diplomática de ambos países, iniciadas en el año de 1934 y a su fortalecimiento en los años de 1956 y 1958, cuando más de 100 familias japonesas llegaban al país, bajo el acuerdo firmado por sus gobiernos.

 

El 20 de marzo de 1957 fue firmado el acuerdo bilateral de exención de visado entre la Republica Dominicana y Japón, mediante el cual ciudadanos de ambos países pueden viajar como turistas a Japón, como a la República Dominicana, sin la necesidad de un visado.

 

También en Bélica celebran Independencia de República Dominicana

La embajada de la República Dominicana ante el Reino de Bélgica y la Unión Europea se unieron a las autoridades belgas para disfrazar a la famosa estatua Manneken Pis de diablo cojuelo, para revestir de personaje del folklore dominicano a tan reconocido emblema de la ciudad de Bruselas.

 

La actividad se llevó a cabo con el apoyo de la Oficina de Turismo de la República Dominicana para el Benelux

 

Los oficiales de la embajada dominicana y de la oficina de turismo desvelarán el disfraz el próximo martes 27 de febrero en el centro histórico de Bruselas, frente a autoridades de la ciudad y representantes de la comunidad dominicana en Bélgica.

 

El embajador Aníbal de Castro explicó que “el Manneken Pis es el emblema del espíritu alegre y del sentido del humor bruselense; en tanto que el diablo cojuelo representa la travesura, el baile y la alegría de los dominicanos”.

 

Recalcó la importancia de ver la conmemoración de la fecha patria como una oportunidad para resaltar los valores que motivan a los dominicanos para trabajar cada día, con esfuerzo y tesón, para construir y fortalecer la nación, sin importar a qué distancia se encuentren de ella.

 

El diplomático agregó: “Celebrando la independencia nacional desde la perspectiva de nuestro trabajo con la Unión Europea, vemos con claridad el peso creciente que la República Dominicana está asumiendo a nivel internacional, como un país comprometido a trabajar con sus socios para dar cara a las demandas de los nuevos tiempos”.

 

Agregó que República Dominicana ha hecho la tarea, “mostrándose dispuesto a ser unsocio activo, participativo, solidario ylisto siempre a trabajar, con espíritu de respeto mutuo y de colaboración entre iguales, por la fortaleza del orden internacionalal que aspiramos:más equitativo, más justo, y más digno para todos.”