SANTO DOMINGO, República Dominicana. A cinco horas de su llegada a la Cancillería dominicana, los representantes del gobierno y la oposición de Venezuela siguen reunidos, tratando de afinar los detalles definitivos de un acuerdo que busque salidas a la crisis que vive ese país sudamericano.

 

A las 9:00 de la noche, los representantes de la oposición salieron a deliberar a un salón de la Cancillería, y retornaron a la mesa del diálogo, bajo la mediación del presidente Danilo Medina, y el expresidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, 19 minutos después.

 

Al comienzo de esta jornada, la Cancillería tenía montado el escenario para la firma del acuerdo, y el representante del gobierno de Nicolás Maduro, Jorge Rodríguez, aseguró –bolígrafo en manos- que estaban listos para firmar.

 

Pero el vocero de la oposición, Julio Borges, dijo a su entrada que no había acuerdo. “Puede haber mesa, puede haber bolígrafo, pero falta que haya la verdad”, expresó Borges.

 

En la anterior ronda de diálogo, que se abrió el pasado 29 de enero y continuó hasta el 31 de ese mes- se anunció que hubo un preacuerdo y que las partes se retirarían a su país para buscar consensos que permitieran oficializar el pacto.

 

Los puntos en discusión

Los puntos en discusión son la soberanía de Venezuela, un cronograma electoral y garantías electorales, convivencia pacífica y reconocimiento de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), garantías económicas, la apertura de un canal humanitario y la liberación de los encarcelados. Las mayores diferencias son por el tema electoral, pues la oposición pide posponer las elecciones para septiembre próximo.