SANTIAGO, República Dominicana. El Ayuntamiento de esta ciudad apoderó ayer al Ministerio Público para que investigue un alegado desfalco que habría ocurrido en el departamento de Recursos Humanos y que podría sobrepasar los 10 millones de pesos. El portavoz del cabildo, Fernando Ramírez, explicó que encontraron serias anomalías en la nómina de varios departamentos del Ayuntamiento, por lo que acudió junto al abogado Jesús Méndez a la fiscalía para la presentar la denuncia al respecto.

 

Ramírez aseguró que la intención de la administración del alcalde Abel Martínez es que los hechos y actos reñidos con la moral, la ética y la ley sean debidamente sancionados.

 

En ese sentido, hizo notar que las personas involucradas en el hecho,” indudablemente serán sometidas a la justicia”.

 

Precisó que en la actual administración edilicia no se va a permitir el dispendio de “un solo centavo”.

 

Fernando Ramírez informó que tres servidores municipales del departamento de Recursos Humanos fueron suspendidos sin disfrute de sueldos.

 

Aunque no reveló los nombres de los afectados, extraoficialmente se indicó que entre los suspendidos está el director de Recursos Humanos.

 

Aunque no fue ofrecida por las autoridades, una fuente de entero crédito informó a Diario Libre que un informe preliminar realizado en dicha dirección refiere que hay un desfalco que supera los RD$10 millones.