SANTO DOMINGO, República Dominicana. El Ministro de Interior y Policía, Carlos Amarante Baret, encabezó en el barrio Los Alcarrizos II la primera de una serie de reuniones programadas para este año con los voceros, dirigentes y miembros de los Consejos de Desarrollo Barrial de las comunidades intervenidas por el programa “Vivir Tranquilo” y las Jornadas de Inclusión Social.

 

En estos encuentros, el funcionario escucha los principales reclamos y la exposición de los problemas que afectan a los residentes en las distintas demarcaciones. Interior y Policía resuelve algunas y otras las canaliza a través de las respectivas instituciones del Gobierno.

 

En Los Alcarrizos II, perteneciente al municipio Los Alcarrizos, provincia Santo Domingo, el funcionario se reunió con el vocero y más de cien voceros y coordinadores del Consejo de Desarrollo Barrial de la comunidad. Todos los intervinientes consideraron que la principal urgencia que afecta al lugar es la construcción de un cementerio municipal.

 

Cuando le tocó hablar, el ministro Amarante Baret anunció que Interior y Policía creará en Los Alcarrizos una Casa de Prevención, cuyos objetivos serán, entre otros, prevenir el delito en el municipio, el embarazo precoz en adolescentes, con sicólogos que darán asistencia a los grupos comunitarios y a toda la población.

 

En la Casa de Prevención también se dará protección a víctimas de violencia doméstica y de género, y se les impartirá talleres de formación, entre otros.

 

“Hemos venido aquí porque queremos fortalecer los grupos comunitarios. Con ellos tenemos un contacto directo a través de sus voceros y estos encuentros comunitarios”, indicó el funcionario.

 

Razonó que el desarrollo de cada comunidad tiene mucho que ver con la fortaleza y unidad de sus sectores organizados, y proclamó: “Hay que crear y fortalecer aquello que llamamos poder de las comunidades”.

 

Este es el primero de seis encuentros con la comunidad programados por el ministro Amarante Baret los meses febrero y marzo de esta semana en las provincias Santo Domingo y Santiago.

 

Demandan cementerio

En el encuentro hablaron el vocero general de los grupos comunitarios de Los Alcarrizos, David Minaya, y representantes de La Piña, Pantoja, La Guáyiga, Pedro Brand, Zona Sur II y Los Alcarrizos, municipio cabecera. Por algunas de las comunidades habló más de un representante y todos coincidieron en que su principal necesidad es la construcción de un cementerio municipal, bajo el alegato de que ante la imposibilidad de sepultar a un difunto tienen que dirigirse a lugares tan remotos como Azua, Bonao o cualquier otra provincia de donde procede el fallecido.

 

El primero en hablar por la construcción del cementerio municipal de Los Alcarrizos fue el vocero general de los grupos comunitarios, David Minaya, quien dijo que es una vergüenza que una comunidad con tantos habitantes y con un desarrollo continuo no tenga dónde enterrar a sus muertos. Relató que en ocasiones han recorrido toda la provincia Santo Domingo con un fallecido a cuestas, sin poder darle cristiana sepultura.

 

A raíz del conflicto por el enterramiento de una indigente del lugar hablaron con el presidente Danilo Medina en una visita del mandatario en la inauguración de una escuela. El jefe del Estado instruyó al alcalde Junior Santos y al gobernador de la provincia, Juan Frías, para que busquen una solución lo más pronto posible. Tan pronto se resuelva el problema de los terrenos, el Gobierno construirá el cementerio.

 

En el encuentro de Los Alcarrizos estuvieron presentes, entre otros, el general de brigada José Acosta Castellanos, director de la Regional Oeste de la Policía Nacional; el alcalde Junior Santos, varios regidores del ayuntamiento local, representantes de comunidades satélites, representantes de los comerciantes y de los grupos que integran el Consejo de Desarrollo Comunitario del municipio.