SANTO DOMINGO, República Dominicana. Edwin Jesús Flores (Siete Bajo) y Ezequiel Saldaña (Tato), dos imputados a quienes ayer les dictaron tres meses de prisión preventiva en la Cárcel de La Victoria por la muerte del coronel de la Policía Elvio Darío Bello, estuvieron escondidos por varios días en Haití, luego de que supuestamente cometieran el crimen.

 

Así lo confesó ante los investigadores de la Policía y la Fiscalía el imputado Edwin Flores, quien además reveló que durante el asalto al oficial para robarle su arma de reglamento, la persona que disparó contra el coronel fue un sujeto a quien identificó como Wali y que está prófugo.

 

De acuerdo con lo establecido en la solicitud de coerción de la Fiscalía, a Ezequiel Saldaña (Tato), se le acusa de haber guardado el arma que usaron para matar al oficial retirado y también guardó el arma de reglamento de la que lo despojaron.

 

El coronel retirado de la Policía, Elvio Darío Bello Almonte, fue ultimado de varios disparos frente a su residencia en el sector Las Caobas, en Santo Domingo Oeste, el 11 de diciembre del año pasado.

 

Los Hechos

Testigos del hecho, dijeron en ese entonces que Bello Almonte llegó a su vivienda en una yipeta Ford Explorer, cuando se le acercaron dos sujetos que viajaban en una motocicleta y lo encañonaron.

 

Según esa versión, el oficial forcejeó con sus atacantes, pero cayó al pavimento, lo que aprovecharon para hacerle múltiples disparos y despojarlo de la pistola que portaba en su condición de oficial superior retirado, luego los dos antisociales huyeron en una motocicleta.

 

Esta versión concuerda con el relato que presenta el Ministerio Público en su acusación.

 

Coronel asesinado en Las Caobas formaba parte de una familia de oficiales

Elvio Darío Bello Almonte era hijo del mayor general retirado Juan Antonio Bello Rocha y hermano de los coroneles activos Iván Antonio Bello Almonte, Juan Antonio Bello Almonte y Juan Antonio Bello Balaguer.