SANTO DOMINGO, República Dominicana. El director general del Instituto Dominicano de Aviación Civil (IDAC) sostuvo que el país vive en términos aeronáuticos una nueva etapa, con mediciones técnicas y gubernamentales nacionales e internacionales que lo colocan en el liderazgo de la región en ese sector.

 

Alejandro Herrera indicó que a partir del año 2007, cuando se recuperó la categoría Uno luego de un ostracismo de 14 años, lo que se ha visto en el sistema de la aviación civil dominicana ha sido avance, eficiencia y cumplimiento de las normas en más de un 90 por ciento.

 

“En forma radical, a partir del año 2007 el sistema ha vivido un proceso de avance, desarrollo y consolidación que lo ubican en una nueva etapa, siendo su mayor propulsor el presidente de la República, Danilo Medina Sánchez”, indicó.

 

Herrera recordó que en su discurso de rendición de cuentas del pasado 27 de febrero, el mandatario reseñó que en el año 2017 el país recibió alrededor de siete millones de turistas, seis por vía aérea y un millón por vía marítima, “lo que convierte al sector aeronáutico en el mayor aliado del turismo y, por ende, de la economía nacional”.

 

“Hay una meta trascendente, programática, de que la República Dominicana reciba 10 millones de turistas al 2023 y en eso vamos caminando de manera consolidada. El discurso del presidente Danilo Medina fue de consolidación, porque en él pudo exhibir los logros y el dominio que tiene del actual momento político, histórico y social que vive el país”, dijo el funcionario a través de una nota de prensa.

 

En otro contexto, aclaró que por la salud del sistema aéreo dominicano, tanto el IDAC como la Junta de Aviación Civil (JAC) se vieron en la obligación “dolorosa” de aplicar sanciones a la línea aérea Pawa Dominicana, por incurrir en incumplimiento a las normativas aeronáuticas locales.

 

“Esa línea aérea ha llenado un cometido en términos de conectividad porque enlazó al país con la diáspora que vive en las islas de las Antillas, pero en marzo del año pasado ya venía presentando ciertas dificultades y fruto de que tenemos un sistema aeronáutico sólido, consolidado y en completa alerta nos vimos en la necesidad de tomar una sanción preventiva”, apuntó.

 

Herrera aclaró que el sistema aeronáutico es un sector que se fundamenta en el cumplimiento y que ningún operador aéreo, taller aeronáutico, aerolínea o escuela de aviación que no cumpla los reglamentos, la ley, le está permitido operar, porque todo el sistema se organiza para la vida de los pasajeros, usuarios del transporte aéreo.

 

Señaló que como República Dominicana pasó de ser país receptor de asistencia aérea a líder en cumplimiento y en capacidad de proveer asistencia a otros países en términos de seguridad y de desarrollo aeronáutica, no se puede dar el lujo de permitir fallos en el sistema que pudieren empañar todo lo logrado hasta el momento.

 

“De modo que en términos de la salud del sistema aeronáutico de la República Dominicana, esa fue una medida preventiva que se tomó con dolor en pos del sistema aeronáutico”, explicó.