PUERTO PLATA, República Dominicana. El Tribunal Colegiado de Puerto Plata impuso 15 años de prisión en contra del nacional italiano Giuseppe Sgarbi, cabecilla de una red de pornografía infantil y trata de personas que operaba en toda el área del Caribe desde la década de los 80.

 

El tribunal lo declaró culpable de los delitos de explotación sexual comercial, pornografía infantil y abuso físico y psicológico en perjuicio de dos adolescentes de 16 y 17 años de edad.

 

En la acusación sustentada por el Ministerio Público se hizo constar que al momento de la detención del imputado, mientras éste se encontraba en su residencia, se recolectaron aparatos electrónicos que contenían miles de imágenes pornográficas donde aparecen menores de entre 11 y 16 años de edad.

 

También, se presentaron en audiencia múltiples conversaciones en las cuales el imputado Giuseppe Sgarbi habla con niñas de diferentes edades, motivándolas a que fueran a su residencia, donde cometía la acción delictiva.

 

Los representantes del Ministerio Público acusaron formalmente al italiano Sgarbi de violentar la disposiciones de los artículos 1 literal a y 3 y 7 literales c, d, e de la Ley 137-03 sobre Tráfico Ilícito de Migrantes y Trata de Personas, y los artículos 396, 410 y 411 de la Ley 136-03, que instituye el Código para la Protección y los Derechos Fundamentales de los Niños, Niñas y Adolescentes, así como el artículo 24 de la Ley 53-07 sobre Crímenes y Delitos de Alta Tecnología.

 

El fiscal titular Osvaldo Bonilla expresó “es una condena ejemplar, ya que envía un mensaje contundente en contra de los extranjeros que intentan utilizar el país para estas atrocidades en contra de menores vulnerables”.

 

Los representantes del Ministerio Público José Euclides Vargas y Cinthia Bonetti presentaron ante el tribunal, que preside José Juan Jiménez, diferentes elementos probatorios recolectados durante la investigación, los cuales resultaron suficientes para sustentar la responsabilidad penal del imputado y lograr la condena impuesta.

 

El Ministerio Público logró dicha condena no obstante el desistimiento inducido de los padres de las menores, señala un comunicado de prensa difundido por el Ministerio Público con la información.