BANÍ, República Dominicana. Fue baja la afluencia de bañistas en las playas de Las Salinas, en Baní, y Palenque, en San Cristóbal, en este Viernes Santo.

 

Durante toda la mañana y en las primeras horas de esta tarde fue casi nula la llegada de vacacionistas a la primera de las playas, a pesar de que hubo una mayor presencia de personas, igual ocurrió en Palenque.

 

En el caso de playa Palenque, hubo mayor flujo de bañista, pero escasa en comparación con años anteriores.

 

Roberto, dueño de uno de los puestos de venta de comida que bordea la playa, se quejó de las pocas ventas que registró.

 

“Esto está muy triste, las ventas han sido muy malas, quizás mañana mejore”, dijo Roberto.

 

En cambio, en playa Najayo, también de San Cristóbal, hubo una asistencia considerable de personas disfrutando del día soleado de la región sur del país y feriado de la Semana Mayor.

 

Cada playa estuvo vigilada por representantes de la Policía Nacional y de los organismos de socorro. Los dueños de negocios no tocaron música, pero algunos vendieron bebidas alcohólicas; otras personas las llevaron.

 

Voluntarios de la Defensa Civil y empleados de Asistencia Vial del Ministerio de Obras Públicas están apostados en distintos puntos de la autopista 6 de Noviembre, orientando y asistiendo a quienes lo han requerido.

 

El tránsito en la vía es ligero. En esas ciudades los grandes comercios están cerrados y solo pica pollos chinos y colmados de barrios tienen sus puertas abiertas.