WASHINGTON, Estados Unidos. El presidente Donald Trump firmó este jueves los decretos para imponer aranceles a las importaciones de acero y aluminio. Trump indicó que se impondrán aranceles del 25% sobre el acero y del 10% para el aluminio.

 

El mandatario estuvo acompañado de trabajadores de la industria del acero y de aluminio mientras explicaba su decisión en una ceremonia que se llevó a cabo en la Casa Blanca. Firmó dos edictos, uno para cada importación, en los que ordenó los aranceles.

 

Trump dijo que los impuestos entrarán en vigor en unos 15 días. Señaló que Canadá y México podrían estar exentos de los aranceles con base en los resultados de las reuniones de renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

 

Trump invitó a los trabajadores a que hablaran y varios comentaron sobre como el excesivo “dumping” del aluminio y acero había afectado en forma negativa sus trabajos y a sus familias.

 

El presidente añadió que el exceso de acero y aluminio importado es una “farsa” y afecta negativamente a los trabajadores y la industria estadounidense.

 

Al hacer su anuncio, Trump dijo que la industria estadounidense ha estado siendo “devastada por virulentas prácticas de comercio internacional”. “Realmente es un ataque contra nuestro país”, indicó.