SANTO DOMINGO, República Dominicana. La investigación especial de la Cámara de Cuentas a la Oficina Metropolitana de Autobuses (OMSA) no solo puso bajo la mirilla del Ministerio Público a los empleados y exfuncionarios de la entidad sino también a los auditores de la Contraloría General de la República.

 

La fiscal de Santo Domingo, Olga Diná Llaverías, investiga irregularidades, actos de corrupción y el asesinato del abogado Yuniol Ramírez, está procesando el informe remitido por la Cámara en el cual señalan infracciones de carácter penal cometidas por los funcionarios de la OMSA así como la inobservancia de los miembros de la Unidad de Auditoría Interna (UAI).

 

Con ese propósito, el Ministerio Público ha estado citando a cinco miembros de la UAI a fin de escuchar sus argumentos, debido a que los auditores destacaron que la entidad estatal realizó pagos por más de trescientos millones de pesos que fueron verificados y aprobados a través de Auditoría Interna, los cuales se hicieron en violación de las normativas emitidas en la Ley 340-06.