SAN FRANCISCO DE MACORÍS, República Dominicana. La jueza del Primer Tribunal de la Instrucción de este distrito judicial decidió que Henry Martínez, siga en prisión al rechazar la solicitud de libertad de su abogado en la revisión de la medida de coerción consistente en tres meses de prisión preventiva.

 

Isolina Contreras Peralta entendió que no han variado las circunstancias por las cuales fue encarcelado Henri Martínez, por lo cual rechazó el pedimento de sus abogados.

 

Martínez fue detenido tras su llegada desde Estados Unidos hace varios meses y encarcelado por alegada complicidad junto a su hermana Marlin del crimen de la joven embarazada Emely Peguero, por cuyo hecho también está preso su novio de entonces, Marlon Martínez.

 

Durante la audiencia, el abogado Freddy Fañas, declaró que su cliente Henry Martínez está preso injustamente, ya que nunca tuvo conocimiento del crimen y mucho menos las diligencias que se hicieron para ocultar el cadáver.

 

De su lado, el imputado al agotar un turno en la audiencia declaró que dos días después de enterarse del crimen de la joven, se trasladó desde Santo Domingo a San Francisco de Macorís y discutió con su hermana y le exigió que entregara a su sobrino.

 

“Este caso se está conociendo en gran parte por mi posición que tuve con mi hermana, pero quiero que sepan que no tenga nada que ver al respecto”, puntualizó Henry Martínez.

 

El procurador fiscal local, Reggis Victorio Reyes declaró que el próximo miércoles 25 de este mes el Ministerio Público depositará por ante los organismos correspondientes, las conclusiones del caso y las respectivas acusaciones.

 

Por el caso de Emely Peguero guardan prisión Marlin y su hijo Marlon Martínez, así como Henry.

 

Simón Bolívar Ureña (El Boli) a quien se vinculaba con el traslado del cadáver de la adolescente y tras permanecer varios meses preso, fue favorecido con el criterio de oportunidad y dejado en libertad, pero para ser citado como testigo en el juicio de fondo.

 

Sobre el mismo caso, dos domésticas que trabajaban en la residencia de Marlin Martínez, fueron puestas en libertad, pero con presentación periódico por ante el Ministerio Público e impedimento de salida del país.

 

Emely Peguero desapareció el 23 de agosto del 2017, cuando salió a buscar unos análisis a una clínica.

 

Tras varios días de intensa búsqueda, el cadáver de la joven fue encontrado dentro de una maleta en una finca propiedad de la señora Marlin Martínez, en el municipio de Cayetano Germosén, provincia Espaillat (Moca).

 

De acuerdo a la autopsia realizada en el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF), del cementerio del Ingenio, en Santiago de los Caballeros, la adolescente falleció a causa de un aborto inducido y golpes en la cabeza.