PARÍS, Francia. El francés Christophe Naudin, condenado en República Dominicana por haber ayudado a dos pilotos acusados de narcotráfico a fugarse del país, pero que cumplía su pena en Francia, salió de prisión ayer, sábado, por razones médicas.

 

“Christophe Naudin salió a las 10H15 esta mañana. Se beneficia de una suspensión de pena por razones médicas en el marco de una liberación condicional”, dijo la administración penitenciaria este sábado.

 

“Es una muy buena noticia. Fue un proceso largo y ahora podrá descansar y curarse”, dijo a la AFP Stephen Monod, el abogado de Naudin.

 

Este experto en seguridad aeronáutica fue condenado a cinco años de prisión por la justicia dominicana por su papel en la fuga de dos pilotos franceses del país y el 16 de febrero fue transferido a Francia para cumplir su pena.

 

El caso había empezado el 20 de marzo de 2013, cuando los pilotos franceses Bruno Odos y Pascal Jean Fauret fueron detenidos en Punta Cana. El Falcon 50 que pilotaban se preparaba para despegar hacia Saint-Tropez, en el sur de Francia, con unos 680 kg de cocaína a bordo.

 

Fueron condenados a 20 años de cárcel por la justicia dominicana pero huyeron a Francia en octubre de 2015 antes de su juicio en apelación, con la ayuda, entre otros, de Christophe Naudin.

 

Este hombre de 55 años siempre reconoció haber participado en la evasión que, según él, sirvió para reparar una injusticia.

 

Su estado de salud se degradó considerablemente durante su detención, según su un comité de apoyo.

 

“Ahora solo tiene la obligación de curarse”, dijo su abogado.

 

Favorecido con un convenio firmado con Francia

Naudin, quien, según su abogado, le restaba dos años y nueve meses de condena, fue enviado a Francia por estar amparado por el Convenio sobre Traslado de Personas Condenadas suscrito entre Francia y República Dominicana en 2009, tras admitir su “responsabilidad penal y participación en la evasión” de los pilotos.

 

Estaba recluido en la prisión de Najayo desde marzo de 2016 cuando fue extraditado a República Dominicana desde Egipto, donde viajó y pudo ser detenido por la Interpol. En Francia no había podido ser arrestado porque este país europeo no entrega en extradición a sus nacionales.

 

Los pilotos Odos y Fauret huyeron a su país antes del juicio en apelación. Desde entonces su condena fue confirmada en República Dominicana, pero en marzo del 2016 la cámara de instrucción del tribunal de apelación de Aix-en-Provence (sur de Francia) les otorgó su “liberación bajo control judicial”.

 

En cambio, el también francés Nicolas Pisapia, también involucrado en el alijo de droga, permanece en República Dominicana luego de ser condenado a 20 años de prisión por el mismo caso en 2016 junto con su compatriota Alain Castany. Ambas sentencias están en apelación.

 

Castany, por su parte, fue transferido a Francia en junio de 2017 por razones de salud. Estuvo hospitalizado durante varios meses debido a las graves heridas que sufrió en un accidente de tránsito en territorio dominicano.

 

Por el caso también fueron condenados a diez, 8 y cinco años de prisión los dominicanos Bolívar Mercado, Anthony Santana, Luis Daniel Pérez y Carlos Espinal.