SANTO DOMINGO, República Dominicana. Dirigentes del Partido Revolucionario Dominicano (PRD) señalaron este miércoles que la resistencia de Miguel Vargas Maldonado a convocar el proceso de convención dentro de la organización responde a lo que consideran “un plan caracterizado por ganar tiempo, y en el interregno, utilizar algunas instituciones públicas con el objetivo de distribuir salarios a cambio de adhesiones a favor del sector que administra las siglas partidarias”.

 

Para Tonty Rutinel, Andrés Henríquez, Guido Gómez Mazara, Melania Salvador, Ruddy Gónzalez y Francisco Fernández, “el Ministerio de Relaciones Exteriores sirve de base operativa para distribuir tarjetas de retiro del Banco de Reservas a dirigentes perredeístas que, sin rendir una labor en la institución reciben dinero, lo que en el orden práctico no sólo es una violación al elemental sentido ético de todo servidor público sino que recrea un modelo aberrante y clientelista que paga la militancia con fondos del presupuesto nacional”.

 

Rutinel Domínguez explicó que han enviado siete comunicaciones al presidente del partido para que cumpla con las resoluciones emanadas por el Tribunal Superior Electoral.

 

Los dirigentes perredeístas sostuvieron durante una rueda de prensa, que el hecho de que dos importantes ministros del actual gobierno renunciaran a sus posiciones en el tren gubernamental bajo el correcto argumento de no utilizar dinero de los ciudadanos en el marco de sus aspiraciones presidenciales, debe servir de pauta al resto de dirigentes políticos que bajo la sombrilla de manejar grandes recursos, comprometen a todo el gobierno y desdeñan el afán por divorciar legítimas aspiraciones de ventajas nacidas del uso privilegiado de un puesto gubernamental.

 

Enseñaron ante los medios, la documentación del Ministerio de Obras Públicas, específicamente de la Dirección del Programa de Mantenimiento de Carreteras, donde aparece un listado de miembros del PRD del municipio de Santiago en hoja timbrada, “que mensualmente deben rubricar para recibir emolumentos sin ningún vínculo laboral que no sea el activar a favor de los actuales administradores de las siglas del partido en la próxima convención ordinaria, distribuido por colaboradores cercanos de Miguel Vargas”.

 

Para los dirigentes del PRD se torna irónico que el sector partidario que hoy dirige los destinos nacionales y levantó en el año 2007, dentro del proceso de competencia interna del PLD, argumentos referentes a la peligrosidad del uso inmisericorde de fondos públicos en pujas por el control de la organización, permita que un partido aliado reproduzca vicios que merecieron de labios del hoy del primer mandatario la inolvidable frase de “que lo venció el Estado”.

 

Los dirigentes del proyecto “Rescate del PRD” denunciaron además que fue cancelado de forma arbitraría el reconocido jurista Persio Rodríguez, de la Cancillería por supuestamente no estar de acuerdo con la reelección de Vargas Maldonado en la presidencia del partido.

 

“Denunciamos ante la sociedad en sentido general que de forma arbitraria fue cancelado de sus funciones en la cancillería el destacado dirigente Persio Rodríguez, un compañero de los pocos que trabajó e invirtió su dinero en la pasada campaña en respaldo al presidente Danilo Medina para su reelección mediante el acuerdo entre el PLD y el PRD”, dijo Rutinel Domínguez.

 

Finalmente, establecieron que prácticas como esas, deben ser erradicadas de la vida política porque contribuyen al desprestigio del sistema partidario, y para tales fines, enviarán al presidente Danilo Medina y directivos de varias organizaciones de la sociedad civil una carta detallando las demarcaciones, montos e instituciones utilizadas para supuestamente “tratar de torcer la voluntad de cambio dentro del PRD”.