SANTO DOMINGO, República Dominicana. Los miembros del Movimiento Marcha Verde que se apostaron en un campamento en las inmediaciones de la Suprema Corte de Justicia están decididos en su vigilia día y noche para demandar que no haya impunidad en el caso de los sobornos por Odebrecht, aseguran miembros de esa organización civil.

 

El grupo de hombre y mujeres están ubicados en una isleta de la avenida Enrique Jiménez Moya que está en la cercanía de esa alta corte y han levantado tiendas de acampar, además de una carpa en la que se mantienen los manifestantes, cuyo lema distintivo es el “fin de la impunidad”.

 

Marcha Verde: “Estaremos día y noche aquí en contra de la impunidad en el caso Odebrecht”

El movimiento que ha realizado varias manifestaciones multitudinarias en todo el país con un discurso anticorrupción, y que se había mantenido en bajo perfil, se activó el paso jueves luego de que el procurador general de la República, Jean Alain Rodríguez, anunció que de las 14 personas que estaban siendo investigadas por los US$92 millones de sobornos que pagó la empresa brasileña, solo se encontraron elementos para acusar a ocho personas y el resto quedó fuera.

 

“La única opción que nos queda a los ciudadanos es salir a manifestarnos en las calles a exigir lo que autoridades se han negado a darnos”, consideró el comunicador y miembro de la organización, Marino Zapete mientras acudió ayer a la vigilia.

 

Insisten en llamar a movilización

Las informaciones reveladas por la Procuraduría generaron malestar entre los miembros de esa agrupación por considerar una burla el hecho de que en vez incluir “a los que faltan” en el expediente excluyeron un grupo de los que estaban.

 

El Colectivo Marcha Verde insiste en su llamado a la ciudadanía a que no quedarse de brazos cruzados y que salgan a manifestarse de forma pacífica para que en el caso de los sobornos por Odebrecht no haya impunidad.

 

“Estamos seguros de que la única posibilidad que existe en la República Dominicana de que se pueda hacer justicia es la movilización de la gente porque el jefe del Ministerio Público, no tienen la intención de que se haga justicia”, dijo María Teresa Cabrera, activista del Movimiento.

 

A partir de este lunes, el colectivo iniciará un cronograma de actividades, tanto el lugar en donde tienen instalado el “campamento verde” como en otros puntos del país para llamar “despertar la conciencia” de los ciudadanos, adelantaron.

 

Marcha Verde: “Estaremos día y noche aquí en contra de la impunidad en el caso Odebrecht”

Los imputados

A Ángel Rondón, quien era el representante comercial de Odebrecht en el país, es acusado por el Ministerio Público de asociación de malhechores, soborno y lavado de activos. Víctor José Díaz Rúa se le acusa de recibir soborno, haber incurrido en prevaricación, falsedad en escritura pública, enriquecimiento ilícito y lavado de activos. Conrado Enrique Pittaluga Arzeno es imputado como cómplice en el delito de soborno, también es imputado por los delitos de enriquecimiento patrimonial derivado de actividad delictiva y lavado de activos.

 

A Jesús (Chú) Vásquez Martínez lo imputan por prevaricación, soborno, enriquecimiento ilícito y lavado de activos. Mientras que a Andrés Bautista García lo acusan por soborno, prevaricación, falsedad, enriquecimiento ilícito y lavado de activos. Tommy Alberto Galán Grullón es acusado de ser autor de los delitos de soborno, prevaricación, falsedad, enriquecimiento ilícito y lavado de activos y Juan Rodríguez Hernández es señalado como autor de los delitos de soborno, prevaricación, falsedad, enriquecimiento ilícito y lavado de activos.